Noticias:

lunes, 1 de marzo de 2010

El dueño de Red Bull niega que su equipo quiera fichar a Räikkönen para 2011.

El empresario austriaco de origen croata, Dietrich Mateschitz, dueño del imperio de las bebidas energéticas Red Bull, negó hoy que quisiera fichar al piloto finlandés, Kimi Raikkonen, para su equipo de Fórmula 1. 'Iceman' abandonó el gran circo de las cuatro ruedas cuando terminó la temporada pasada para embarcarse en una nueva aventura junto con Citroën en el Mundial de Rallys, disciplina que siempre fue de su interés en sus numerosos años de competición. Sobre las opciones que tenía Kimi de regresar a la Fórmula 1 con Red Bull, Mateschitz indicó a autosport.com que por el momento todo eran rumores sin fundamento alguno. "No hay nada más que especulaciones. No sabemos que intenciones tiene Kimi para el año que viene. Tenemos muy buena relación y eso hace que haya especulaciones".
Para el multimillonario de 66 años nada de lo mencionado en los últimos meses tiene ningún sentido dado que los pilotos titulares de su primer equipo tienen contrato para 2011, además a esto tendremos que añadir la posibilidad de que Webber haga una buena temporada, con lo que esta opción quedaría eliminada de forma inmediata. "Si Webber consigue grandes resultados este año, no vamos a recompensarle dando su asiento a Räikkönen".