Noticias:

domingo, 14 de marzo de 2010

Fernando Alonso graba su nombre con letras de oro en la historia de Ferrari.

El español Fernando Alonso entró esta tarde en la historia de Ferrari al lograr la victoria en el Gran Premio de Bahrein y convertirse en el cuarto piloto en los anales de la escudería, la única que ha participado en todos los campeonatos del mundo desde su creación en 1950, en conseguir el triunfo en el día de su debut.
La tarea de Alonso no era fácil porque por delante tenía a su compañero de equipo, el brasileño Felipe Massa, que no le pondría las cosas faciles cuando el semaforo se pusiera en verde.
Aun así ambos habían sido advertidos para que no crearan situaciones de peligro en la primera curva, sobre todo con los coches llenos de gasolina.
En la mañana por precaución, los ingenieros decidieron el cambio de los propulsores, ya que estos tras las tandas libres y la clasificación presentaban algunas anomalías, no graves, y era mejor no arriesgar.
Alonso salió mejor que Massa, entró en la primera curva por el exterior, lo que le dejó mejor situado para la segunda, a izquierdas, y entonces superó al brasileño para situarse segundo tras Sebastian Vettel, que arrancó desde la pole.
En la vuelta 15 la ventaja del alemán era de tan solo 5,5 segundos, precisamente en ese giro fue cuando Alonso se detuvo a cambiar las ruedas y montar el compuesto de goma más duro que le llevaría hasta el final de la carrera.
Tra el pit stop de Vettel y de Massa en la vuelta siguiente, Alonso comenzó a presionar al germano de manera constante, esto pudo hacer que Sebastian sufriera una merma de potencia en su motor, situación esta que ayudó a Fernando a pasar a la primera posición.
Segundos más tarde el carioca adelantó al piloto de Red Bull y se dispuso a intentar achuchar a su compañero de equipo, pero de nada sirvieron sus intenciones ya que el español marcó dos vueltas rápidas consecutivas y disipaba cualquier duda de quién iba a ser el vencedor de la carrera.
Al final Alonso vio la bandera a cuadros el primero, en lo que era su debut en un gran premio con Ferrari, algo que antes solo habían conseguido el finlandés Kimi Raikkonen (2007), el británico Nigel Mansell (1989) y el ítalo estadounidense Mario Andretti. EFE - \\JGC-EMP//