Noticias:

lunes, 22 de marzo de 2010

Pedro De la Rosa afronta el GP de Australia "con más optimismo".

Pedro de la Rosa afronta con impaciencia la segunda cita de la temporada que se celebrará este fin de semana en Melbourne. El piloto de Sauber ha estado trabajando con el equipo para llegar a Australia mejor preparados que en la primera carrera donde falló la fiabilidad de los monoplazas por un problema hidráulico.
De la Rosa comenta al respecto: “Estoy deseando que llegue este Gran Premio y me gustaría hacer olvidar nuestra carrera de Bahrein. Esta es además una de mis citas preferidas por la gran atmósfera que se vive en la ciudad todo el fin de semana. Mi última carrera en Albert Park fue en el 2002 y también rodé en las sesiones libres del viernes en el 2005, por lo que tengo recuerdos de la pista aunque será como aprenderme un nuevo trazado. Creo que en Melbourne seremos más competitivos. La fiabilidad no fue ningún problema en los tests de pretemporada y tuvimos muy mala suerte al no poder acabar con ninguno de los dos coches en Bahrein por dos motivos distintos. Albert Park es un trazado difícil con muchas chicanes, baches y curvas “stop and go”. Al no ser una pista permanente, las condiciones del trazado varían mucho a lo largo del fin de semana. Por este motivo es importante saber leer correctamente el trazado para tener un buen nivel de adherencia. No será fácil para nosotros aquí y tenemos que trabajar duro para pelear por los puntos”.
De la Rosa guarda además muy buenos recuerdos de esta pista donde debutó en 1999, acabando sexto y sumando un complicadísimo punto, hazaña lograda por muy pocos pilotos.
El circuito de Albert Park es largo y difícil, con frenadas muy fuertes. Es duro para los frenos y neumáticos traseros porque tiene muchas chicanes y es necesario tener buena tracción para salir bien de ellas. La adherencia del asfalto es baja pero va aumentando a lo largo del fin de semana debido a la goma que se acumula en pista.