Noticias:

sábado, 3 de abril de 2010

Alonso: "El resultado de la calificación sólo vale en el papel en que está escrito, los puntos se asignan al final de la carrera".

La Scuderia Ferrari Marlboro terminó el sábado con una sesión de calificación muy mala a causa de la caprichosa climatología que hubo en Sepang y ninguno de sus pilotos pudo pasar a la segunda ronda clasificatoria para el Gran Premio de Malasia.
"Estamos muy decepcionados con la manera en la que la calificación fue", dijo Stefano Domenicali. "Cometimos un error al confiar en el pronóstico del tiempo: cuando salimos a la pista bajo la lluvia en vez de comenzar a amainar de repente se hizo aún más fuerte. A posteriori es fácil decir que deberíamos haber salido inmediatamente. Es una verdadera lástima, porque todos los signos indicaban que podríamos haberlo hecho bien y ahora tendremos que prepararnos para una lucha en la carrera. Pero no hay tiempo para llorar por las cosas antes incluso de que pasen, porque la carrera no es hasta mañana. Y como hemos visto hoy, puede pasar cualquier cosa. Vamos a tratar de recoger tantos puntos como sea posible, aprovechando al máximo cualquier oportunidad que se presenta."
Fernando Alonso: "Esperábamos que dejará de llover y por eso nos quedamos en el garaje. Cuando salimos las condiciones de hecho empeoraron y hasta con los nuemáticos extremos no hemos podido mejorar nuestro tiempo. La lluvia puede hacer las cosas más espectaculares, pero el período de sesiones se convierte en una lotería. Hoy fue mal para nosotros y nos encontramos en el lugar equivocado y en la pista en el momento equivocado. Sin embargo, el resultado de la calificación sólo vale en el papel en que está escrito, porque los puntos se asignan al final de la carrera. Por supuesto que comenzar desde la parte de atrás nos coloca en una posición difícil, pero, como vimos el domingo pasado en Melbourne, cualquier cosa puede pasar y tenemos que confiar en nuestras habilidades. Tenemos que hacer nuestro mayor esfuerzo para traer a casa puntos."
Felipe Massa: "Sentimos mucho lo que pasó. Esperamos un poco antes de salir, porque estaba lloviendo mucho y la previsión era que iba a mejorar, pero nos encontramos la pista con más agua de lo previsto. Hemos cometido un error y nos vimos atrapados por el pronóstico del tiempo. Ahora debemos hacer todo lo posible para la carrera de mañana. Será duro, como siempre cuando se inicia desde el fondo de la parrilla, pero tendremos que tratar de sumar al menos unos cuantos puntos."