Noticias:

domingo, 18 de abril de 2010

Fernando Alonso acaba cuarto y Mclaren hace doblete en Shanghai.

El Circuito de Shanghai, escenario hoy del Gran Premio de China de Fórmula 1, vivió una infinidad de duelos entre los pilotos que se medían en él. El español Fernando Alonso, que comenzaba la prueba desde la tercera posición, sorprendió a propios y extraños con un inicio de carrera espectacular, y ya en la primera curva del trazado shanghaiano había adelantado a los Red Bull de Sebastian Vettel y de Mark Webber, aunque poco más tarde se pudo comprobar que el asturiano había comenzado su carrera lanzada antes de que el semáforo se hubiese puesto en verde, con lo que fue sancionado con un drive-through que le hizó perder bastante tiempo. Una vez que el bicampeón del mundo cumplió el castigo interpuesto por los comisarios de la FIA se situó en los puestos de cola, muy alejado de las posiciones de puntos, aunque este era solo el comienzo de una mañana llena de sorpresas. Precisamente en esos compases de la carrera Pedro de la Rosa veía como nuevamente su Sauber C29 rompía el motor y le dejaba fuera de la carrera por segunda vez consecutiva. También el safety car tuvo un papel muy importante en la pista, ya que tuvo que salir hasta en dos ocasiones, lo que dio más emoción si cabe a la prueba. Las condiciones climatológicas cambiantes que reinaban sobre el Circuito de Shanghai hicieron que los pilotos tuvieran que entrar en boxes continuamente, situación que fue un auténtico quebradero de cabeza para pilotos e ingenieros de pista que no encontraban el compuesto de neumáticos adecuado para rodar sobre la pista. Como era de esperar bajo estas circunstancias tan duras los accidentes en la pista no dejaron de producirse y hasta siete coches quedaron apeados de la carrera. Al final, y tras 56 vueltas de infarto, Jenson Button volvió a ganar una prueba loca seguido por su compañero de equipo, Lewis Hamilton y de Nico Rosberg, que fueron segundo y tercero respectivamente. Alonso se tuvo que conformar con una cuarta plaza que sabe como una victoria y se coloca tercero en la clasificación de pilotos empatado a puntos con Hamilton. Por su parte Jaime Alguersuari tuvo un gran premio movidito, con muchas peleas sin tregua sobre la pista, pero al final cuando parecia que todo acabaría bien sufrió un golpe con un coche doblado que le rompió el alerón delantero y le dejo definitivamente relegado a la decimotercera posición.
Pese a este panorama tan adverso el equipo Hispania Racing ha vuelto a cruzar con sus dos coches la línea de meta, con Bruno Senna en la decimosexta posición y con el indio Karum Chandhok en la decimoséptima.