Noticias:

jueves, 15 de abril de 2010

Fernando Alonso: "Espero que Red Bull sea muy fuerte durante toda la temporada, pero por el momento, estamos por delante de ellos".

Los ocho grados y el viento frío que azota este jueves el Circuito Internacional de Shanghai hace parecer más a la cuarta prueba puntuable del mundial de la Fórmula 1 un escenario de pruebas de invierno que una carrera primaveral.
Afortunadamente, la calefacción estaba trabajando a pleno rendimiento en el box y en el motor home de la Scuderia Ferrari Marlboro cuando Fernando Alonso recibió a los medios de comunicación para responder a sus preguntas.
Es una tradición de la F1 que cuando se acerca la temporada a la ronda europea se hable mucho sobre las actualizaciones que se van a incorporar en los monoplazas. La pregunta es saber si las que incorporará la escudería italiana harán que este sea el último fin de semana de dominió de Red Bull, a lo que Fernando Alonso contestó.
"¡Esperabamos que el pasado fin de semana en Malasia fuese el último en el que dominará Red Bull!", bromeó el español con una sonrisa. "Vamos a ver lo que todo el mundo hace aquí. No creo que todo el panorama vaya a cambiar en Barcelona. Vamos a ver algunas evoluciones importantes en Europa, pero por lo general, todos los equipos mejoraran el rendimiento. No creo que vaya a afectar a la situación general de las posiciones en la parrilla. Espero que Red Bull sea muy fuerte durante toda la temporada, pero por el momento, estamos por delante de ellos en puntos. No me cabe duda de que Ferrari mejorará considerablemente durante la temporada y también tenemos la capacidad de aportar mejoras a la pista muy rápidamente."
El objetivo de Alonso para este fin de semana es como poco hacerlo mejor que en Sepang. "Fue más difícil conducir con un problema en el cambio", recordó. "Tuve que cambiar mi estilo de pilotaje de una manera artificial y me llevo un par de vueltas encontrar la mejor manera de tomar las curvas, pero en cuanto tenía que luchar con otro piloto era imposible de pasarle, ya que no podía frenar lo suficientemente tarde. Asegurarse de que terminemos todas las carreras a partir de ahora será muy importante para el campeonato. En Malasia, era noveno cuando me retiré, es una situación mejor que tener un DNF, ya que sólo perdí dos puntos." Con sólo ocho motores por piloto para las 19 carreras de las que se compone el campeonato, perder uno en la tercera prueba podría verse como un problema grave, pero Alonso explicó que no era una causa importante de preocupación en la Scuderia, especialmente por que ocurrió con el cambio y no fue causa del propulsor.
"Naturalmente, no queremos tener más problemas de este tipo o con la caja de cambios. Sin embargo, en este momento, nuestros planes con los motores no han cambiado demasiado, a parte de hacer un mayor kilometraje en nuestros "motores del viernes." Al final de la temporada estos estarán un poco más viejos, pero en cuanto a los motores que usaremos el sábado y el día de la carrera, todavía estamos en nuestro plan original, por lo que no estoy preocupado."