Noticias:

lunes, 19 de abril de 2010

Ross Brawn preocupado con el rendimiento de Michael Schumacher en el Gran Premio de China.

Ross Brawn, jefe del equipo Mercedes GP, reconoció a la televisión inglesa Sky que el ritmo que había tenido el piloto alemán Michael Schumacher en estos cuatro primeros grandes premios estaba empezando a ser "un problema" y una preocupación dentro de su equipo. Pese a todo el inglés pidió a los aficionados y a la prensa un poco de tiempo para observar con calma lo que está ocurriendo con el rendimiento del heptacampeón del mundo. "Dadnos una oportunidad para que podamos comprobar nuestra teoría y podremos dar una buena explicación. Porque los problemas de Michael son difíciles de entender", indicó. Una de las primeras medidas que tomara Brawn para intentar cambiar esta tendecia será renovar por el completo el chasis del monoplaza del alemán, ya que parece ser que Michael se quejaba mucho de la dificultad para pilotarlo en el pasado Gran Premio de China. "Creo que tenemos que reemplazar su chasis para Barcelona", confesó el artifice de los mejores años en la Fórmula 1 de 'Schumi'. Pese a todo el patrón del Mercedes, antigua Brawn GP, consideró que el 'Kaiser' estaba mejorando día a día y que la distancia con su compañero de equipo se estaba recortando poco a poco. "Hasta ahora ha estado cada vez más y más cerca de Nico. Así que lo que ocurrió en China va completamente en contra de la lógica".
Precisamente Nico Rosberg, compañero de Schumi en Mercedes GP, salió en defensa del veterano piloto y negó cualquier posibilidad de tomar el mando. "Definitivamente, no es el caso. Por supuesto que estoy muy, muy feliz por cómo me van las cosas, pero ambos seguimos teniendo las mismas posibilidades".