Noticias:

sábado, 17 de abril de 2010

Sebastian Vettel y Mark Webber vuelan sobre el trazado chino de Shanghai, Fernando Alonso saldrá tercero.

Los Red Bull de Sebastian Vettel (1) y Mark Webber (2) fueron otra vez los más rápidos sobre el Circuito Internacional de Shanghai, en lo que parece ser ya, dada la aplastante superioridad, un remake del Día de la Marmota. El único piloto que fue capaz de hacerles un poco de sombra fue el bicampeón del mundo Fernando Alonso, que en esta calificación para el Gran Premio de China se alzó con el tercer mejor tiempo y que tendrá mañana una oportunidad de oro para continuar sumando puntos, siempre que los motores se lo permitan. Por detrás del asturiano finalizo con el cuarto mejor registro el piloto alemán Nico Rosberg, compañero en las flechas de plata del heptacampeón del mundo Michael Schumacher, que solo pudo ser noveno. Definitivamente la vuelta de Schumacher a la Fórmula 1 está siendo más dura de lo esperado para el 'Kaiser' y aunque voluntad y ganas no le faltan, el alemán no ha sido capaz de hacerle por el momento sombra a su joven compañero de escudería. Lo que a estas alturas no entiende nadie en el paddock es a que juegan en McLaren Mercedes. Durante las prácticas libres de cada fin de semana tratan de vender al mundo que son unos de los equipos más veloces del campeonato pero luego a la hora de la verdad sus tiempos se quedan en nada, como se ha podido comprobar esta mañana sobre el trazado chino, con Button clasificado en quinto lugar y Hamilton en el sexto. Mucho les queda aún por mejorar a los chicos de Woking si quieren hacerle frente a los equipos más punteros del mundial. Por su parte Felipe Massa, compañero de Alonso en la escudería italiana, tuvo algunos problemas en setup de su F10 en estas tandas y tendrá que conformarse mañana con salir en la séptima posición. Los últimos párrafos se los dedico a los dos pilotos que más pasión y entrega le están poniendo en este arranque de campeonato ( con permiso del resto). Tanto Kubica con su octavo lugar como Sutil con su décimo, han demostrado lo que a veces hace un gran piloto con una máquina de segunda división.