Noticias:

domingo, 9 de mayo de 2010

Fernando Alonso: "Cuando sales cuarto y piensas que vas a acabar cuarto, y al final llegas segundo, es muy bueno".

En una carrera en la que subir al podio era casi una quimera, Fernando Alonso no solo se subió al cajón, sino que encima lo hizo en el segundo escalafón.
Se trato de una carrera en la que estuvo casi todo el tiempo en la cuarta plaza, pero como bien había dicho hace un par de días: "pueden suceder todo tipo de circustancias en una carrera", y precisamente eso fue lo que les ocurrio a los coches de Vettel y Hamilton, lo que hizo a Alonso ganar sus posiciones, en una carrera que ganó Webber. En la salida lo intentó, pero no pudo superar a Hamilton a pesar de haberle alcanzado en los primeros metros de carrera. Una vez establecido en esa cuarta posición, rodó de forma consistente aunque los tres de delante, Webber, Vettel y Hamilton, rodaban demasiado rápido para sus pretensiones.
Una vez hizo su pit stop, recuperó mucho terreno, e incluso antes de que Hamilton parará se quedo cerca de Vettel, pero el alemán sabedor del pontencial de su Red Bull se volvió a distanciar.
A partir de ahí, se limitó a rodar para mantener las distancias lo mas cortas posible, aunque cuando faltaba un tercio de carrera, marcó cuatro vueltas rápidas seguidas.
Al final la mala suerte quisó que Vettel sufriera problemas con sus frenos, y Alonso le ganó la posición, para después, a falta de una vuelta, ganar otra con la salida de pista de Hamilton.
Así el bicampeón del mundo terminó segundo el GP de España, lo que a ojos de Alonso es un excelente resultado para su escudería. "Esta carrera fue mucho mejor de lo que podía esperar. Cuando sales segundo y acabas segundo es una buena sensación, pero cuando sales cuarto y piensas que vas a acabar cuarto, y al final llegas segundo, es muy bueno. Sé que la grada lo ha disfrutado muchísimo, porque ha sido un fin de semana difícil, todo se había complicado, luchar por la carrera era casi imposible, y al final, esas dos posiciones que hemos recuperado, y una de ellas con Hamilton, con quien tengo una rivalidad especial, creo que han sido un buen premio para los que han seguido la carrera" Aunque es consciente de que aun queda mucho por hacer en Maranello.
"Tenemos que mejorar, y este fin de semana ha sido una buena muestra de ello. Tenemos que estar más cerca de RedBull, ya que ellos nos han demostrado una fortaleza muy grande. Habrá circuitos mejores para unos y peores para otros, pero aunque así sea, tenemos que seguir mejorando nuestro coche". Para el jueves, cuando arranque el Gran Premio de Mónaco, cualquier cosa puede pasar visto lo visto.
"En Mónaco puede pasar de todo. Puede que salgamos adelante, o que estemos detrás. Es un circuito tan diferente a todo que siempre suceden cosas imprevistas. Tenemos esperanzas de hacer un podio en Mónaco y Turquía, y después, en Canadá, ya llegan las evoluciones serias del coche, y a partir de allí hay que ir a buscar la victoria".