Noticias:

domingo, 16 de mayo de 2010

Mark Webber gana con autoridad en Mónaco, Alonso realiza una remontada inimaginable saliendo desde la calle de boxes.

El piloto australiano Mark Webber y su compañero de equipo, el alemán Sebastian Vettel, terminaron primero y segundo respectivamente el Gran Premio de Mónaco de Fórmula 1, en el que Fernando Alonso hizo una remontada apoteósica saliendo desde los boxes y remonto hasta el séptimo lugar. El español, que sufrió un accidente en la última tanda de entrenamientos libres previos a las rondas clasificatorias y que al final no pudo participar en ellas, tuvo que cambiar por completo su F10 lo que le obligo a tener que comenzar la prueba este domingo desde la calle de boxes. El podio del Gran Premio de Mónaco lo completo el polaco Robert Kubica, que comenzaba la carrera en la segunda plaza a los mandos de su Renault R30, con lo que el dominio del fabricante francés fue total por la calles monegascas y atrás parece haber quedado ya los problemas de fiabilidad que acusaban los propulsores galos. Buena carrera también la que realizó el brasileño Felipe Massa, que pudo terminar la carrera en la cuarta posición y junto con Alonso suma unos puntos importantísimos para el campeonato de constructores. Para ser fiel a su historia y a su fama, el gran premio que se pudo ver hoy por las tortuosas calles del principado fue muy accidentada y hasta en cuatro ocasiones el safety car tuvo que salir a pista y paralizar momentáneamente la carrera. Se vieron infinidad de colisiones y de fallos mecánicos, como el de Jenson Button al poco de iniciarse la prueba o el del español Pedro de la Rosa, que junto con su compañero de equipo el japonés Kamui Kobayashi volvieron a tener problemas de fiabilidad y nuevamente fueron incapaces de terminar una carrera. El accidente más increíble de este domingo lo protagonizaron en la vuelta 75 el HRT del indio Karum Chandhok y el Lotus del italiano Jarno Trulli en la entrada a la curva de la Rascasse, subiéndose literalmente el piloto transalpino al monoplaza de la escudería española. Por su parte Jaime Alguersuari lucho con todas sus fuerzas para adelantar a su vecino de box, el suizo Sebastien Buemi, pero finalmente no pudo ser y finalizo el gran premio por antonomasia en decimosegundo lugar.