Noticias:

martes, 18 de mayo de 2010

Mercedes GP decide no recurrir la sanción a Schumacher, aunque la considera "desproporcionada".

El equipo alemán Mercedes GP ha decidido no recurrir la sanción que los comisarios de la FIA impusieron al heptacampeón del mundo Michael Schumacher en el Gran Premio de Mónaco, después de que este adelantase al piloto español Fernando Alonso en la última curva cuando aún se encontraba el coche de seguridad en pista y la prueba estaba neutralizada.
La escudería germana afirma en una nota de prensa que "en la última vuelta del Gran Premio de Mónaco, Mercedes GP Petronas dio instrucciones a sus pilotos, Michael Schumacher y Nico Rosberg, para que corriesen desde la línea de coche de seguridad hasta la meta como lo permiten la artículos 40.7 y 40.11".


Al respecto los dirigentes de las flechas plateadas indican que en todo momento eran conscientes de que era ilegal adelantar con el coche de seguridad en pista, pero que este no era el caso que se vivió en el trazado monegasco.
"Éramos plenamente conscientes de la existencia del artículo 40.13, que establece que no está permitido adelantar si la carrera acaba con la presencia en pista del 'safety car'. Sin embargo, nosotros creemos que al aparecer el mensaje de 'pista libre' y mostrar los comisarios las banderas verdes, indicaba que la carrera no había terminado con el coche de seguridad y los pilotos eran libres para competir".
En esta sentido observaron que esta idea fue compartida en ese momento por la mayoría de los equipos que estaban situados en la zona de puntos.
"Esta opinión parece que era compartida por la mayoría de los equipos con los coches situados en las diez primeras posiciones, que también dieron instrucciones a sus pilotos para correr hasta la línea de meta".
Después de muchas deliberaciones y tras un acercamiento en las posturas, los comisarios decidieron que la idea plateada por Mercedes GP no tenía sentido, ni validez alguna.
"Ellos entendieron nuestra interpretación de la norma, y reconocieron que se trataba de una situación nueva y no experimentada previamente, pero al final no estaban de acuerdo con nuestra interpretación".
Pese a todo en Mercedes están completamente satisfechos con la "profesionalidad, imparcialidad y corrección" de los comisarios en este asunto, aunque consideran que la sanción de 20 segundos impuesta a Schumacher es "desproporcionada".