Noticias:

domingo, 16 de mayo de 2010

Sebastian Vettel feliz con el resultado que ha alcanzado con su compañero de equipo en Mónaco.

El piloto alemán Sebastian Vettel se alegró profundamente del excelente resultado que habían cosechado él y su compañero de equipo, el australiano Mark Webber, esta tarde en el Gran Premio de Mónaco.
"Estoy muy feliz. Creo que hemos logrado un buen resultado, normalmente es difícil adelantar, por lo que acabar segundo está muy bien".
Vettel, que comenzaba su carrera lanzada desde la tercera plaza, supo aprovechar la ventaja que le otorgaba el salir por la parte limpia del trazado y antes de la primera curva ya estaba por delante del polaco Robert Kubica.
"Tuve una buena salida y meterme por el interior en la primera curva, por delante de Robert".

Gracias a esta maniobra arriesgada el teutón pudo arrebatarle el segundo escalón del podio a Kubica y a pesar de las continuas interrupciones que se produjeron en el trazado monegasco mantener su ventaja sobre este.
"Eso ha sido fundamental para poder terminar segundo. Es difícil, sobre todo cuando cada vez que sale el safety se reinicia todo".
Aunque para el 'Baby Schumi' la posibilidad de intentar adelantar a Webber, ganador de este gran premio, no fue viable en ningún instante de la prueba, ya que en esos compases lo más inteligente era evitar que el de Renault le diera 'caza'.
"No tenía sentido tratar de adelantarlo porque era muy arriesgado. También tuve que estar muy atento a los retrovisores porque Robert empujaba duro y era difícil alejarse de él".
Al final un segundo puesto es un maravilloso resultado para las aspiraciones del joven piloto germano, que terminó esta sexta prueba del mundial con una sonrisa de oreja a oreja y deseoso de que de comienzo ya el Gran Premio de Turquía.
"Pero estoy feliz, creo que no podría haberlo hecho mejor hoy, y además nos llevamos muchos puntos".