Noticias:

domingo, 11 de julio de 2010

Webber le gana la partida a Vettel en Silverstone, Alonso termina fuera de los puntos.

El piloto australiano Mark Webber se ha alzó esta tarde con la victoria en una carrera que comenzó bastante movida en el Circuito de Silverstone y en la que el español Fernando Alonso pese a sus esfuerzos y tras un drive trought más que cuestionable solo pudo alcanzar la decimocuarta plaza. Mejor suerte corrió el héroe local, Lewis Hamilton, que supo administrar mejor el caos de la salida y finalizo la carrera en la segunda posición, seguido a poca distancia del Mercedes GP del alemán Nico Rosberg. Como apuntaba antes el Gran Premio del Reino Unido volvió a enseñar a los aficionados la curiosa forma que tiene la FIA (MA-FIA para algunos) de medir las situaciones que se producen en la pista y de decidir cómo se penaliza por las mismas acciones a unos y a otros. Nadie puede negar que Alonso se saltó una parte del trazado inglés en su lucha con Robert Kubica por recuperar las posiciones que había perdido en la salida y que esta acción está penalizada, pero en ningún caso con un drive trought como el que finalmente impusieron al piloto asturiano los comisarios de la FIA. Después de esta carrera, y siendo realistas, podemos decir que el mundial se le pone muy mal a Alonso y que salvo milagros o fallos garrafales el campeonato será cosa de los tres pilotos que encabezan la clasificación general (Lewis Hamilton (145), Jenson Button (133), Mark Webber (128), Sebastian Vettel (121). Al igual que el bicampeón del mundo otro de los mayores damnificados en la salida fue Sebastian Vettel (7). El alemán partía cómodamente desde la pole position pero a la hora de defender su posición vio como era adelantado por su compañero de equipo, el australiano Mark Webber, y por Lewis Hamilton, quedándose en la lucha el 'Baby Schumi' fuera de la pista y estando a punto de terminar contra las protecciones del circuito. Mala carrera también para Pedro de la Rosa y Jaime Alguersuari. El veterano piloto catalán, que había sido la sorpresa durante todo el fin de semana con su Sauber, se vio obligado a abandonar la prueba al rompérsele el alerón trasero de su coche en un impacto. Por su parte Alguersuari abandono la carrera poco antes del final a causa de una salida de pista.