Noticias:

domingo, 29 de agosto de 2010

Hamilton sale victorioso del caos de Spa, Alonso tras un accidente abandona.

Supongo que a muchos de nosotros (obviamente no a todos) nos hubiese gustado ver esta tarde a Alonso en el podio rociando con champán a sus compañeros pero por desgracia en carreras como la vivida hoy en Spa ocurren este tipo de cosas y en cualquier vuelta tu suerte puede cambiar drásticamente. A pesar de que en muchas ocasiones bromeo con el pasado de Hamilton (go) reconozco que supo administrar bien sus opciones y campear con soltura en medio del temporal, nadie puede negar, pese a que ahora Alonso vea el mundial un poco cuesta arriba, que el inglés es un gran piloto y que se merece esta victoria. Todos los pilotos saben que en el trazado belga de les Ardennes es una pista llena de trampas donde al margen del propio diseño sinuoso de la pista la climatología puede hacerte ganar una carrera o por contra arruinártela en cuestión de segundos. Son tantas las cosas que debería destacar de esta carrera que no se por dónde empezar y eso que llevo ya un rato escribiendo, quizá los más destacable haya sido el accidente de Vettel contra Button o cuando al inicio de la prueba Barrichello se llevó por delante a Alonso en una curva e inexplicablemente el F10 del bicampeón del mundo continuo como si nada hubiese ocurrido. Junto con Hamilton, Webber y Kubica, completaron un podio que podía haber cambiado en cualquier momento pero que al final ,por suerte o por cabeza, ellos ocuparon. Al menos Massa, que cruzó la meta cuarto, salvo los papeles en las filas de la escudería italiana y aunque bien es cierto que su contribución no sirve de mucho en el mundial de constructores siempre le alegra a un seguidor de Ferrari ver al menos a un coche competitivo sobre la pista. No quiero terminar esta entrada sin mencionar a Pedro de la Rosa que tras mil batallas sobre la pista finalizó en decimosegunda posición y a Jaime Alguersuari que terminó décimo y de nuevo sumo más puntos a su cuenta personal.