Noticias:

domingo, 1 de agosto de 2010

Mark Webber vence en Hungaroring y se pone líder del mundial, Fernando Alonso segundo.

El piloto australiano Mark Webber sumó esta tarde su cuarta victoria de la temporada en el Circuito de Hungaroring y se coloca como líder del campeonato del mundo de la Fórmula 1 con 161 puntos a falta de siete pruebas para que termine el mundial. La carrera comenzó con numerosas batallas en la salida y con un safety car que entró en la vuelta 15 y que ayudó en gran medida al piloto que abre esta entrada a vencer la prueba. Una vez más Fernando Alonso, que terminó hoy segundo, realizó una excelente carrera de principio a fin y sumó un nuevo podio que le sitúa ya 'cómodamente' en la lucha por el mundial. Por detrás del piloto español finalizo con un cabreo monumental con la FIA Sebastian Vettel. El alemán, que obtuvo ayer una nueva pole, finalizó este Gran Premio de Hungría en tercera posición y recibió por un adelantamiento indebido con el coche de seguridad en pista un drive trough, que cumplió sin mayores contratiempos gracias a la gran velocidad que tiene su coche en pista y al colchón de tiempo que había acumulado. Las diferencias entre Alonso y Massa, que se clasifico cuarto en esta carrera, fueron como siempre evidentes y cada vez se puede entender como mayor facilidad porque el equipo de ambos decidió desde hace mucho tiempo echarlo todo por el bicampeón del mundo y no por el piloto brasileño, que desde mi punto de vista está llamado a ser el eterno segundón en Ferrari. Aunque si me lo permitís el gran protagonista de esta carrera (por lo menos en España) ha sido Pedro de la Rosa con el séptimo puesto que ha firmado esta tarde y que le hace estrenar su casillero personal de puntos esta temporada. Desde este humilde espacio solo puede mandarte Pedro mi más sentida enhorabuena y decirte que si alguien se merece esto eres sin duda tú. Por último destacar el abandono de Jaime Alguersuari en la vuelta número sesenta y nueve y el nuevo rapapolvo que le dio Bruno Senna con su Hispania al Virgin de Luca di Grassi.