Noticias:

sábado, 13 de noviembre de 2010

Fernando Alonso: "El campeonato del mundo no se gana en la primera curva, pero existe la posibilidad de perderlo allí".

Sin querer echar las campanas al vuelo pero feliz con el resultado obtenido hoy en la calificación. Así se siente el piloto español Fernando Alonso después de haber dado otro gran paso en su camino hacía el título esta tarde, aunque sabe que no puede aun cantar victoria se siente tranquilo sabiendo que su mayor rival en la carrera por el título se encuentra por detrás de él y que a su vez su compañero de equipo, el brasileño Felipe Massa, desde la sexta plaza, puede ayudar a ponerla las cosas más díficiles a Mark Webber.
"Después de un buen viernes, durante el cual hemos trabajado en la puesta a punto del coche, hoy llegó un buen sábado, en el que me asegure una buena posición en la parrilla, especialmente en términos de donde nuestro rival principal en la lucha por el título se encuentra en la parrilla".
"Ahora necesitamos un día más a este nivel, que debe acercarnos a nuestro objetivo. Fue una sesión de calificación buena, pero no se la puede llamar decisiva, porque la carrera es mañana. La fiabilidad y el trabajo en equipo haran la diferencia, como suele ocurrir".
"El inicio? Veremos lo que ocurre en los primeros diez o veinte metros y luego decidiremos si va a ser mejor atacar o más inteligente defender. Tenemos que tener en la mente que el campeonato del mundo definitivamente no se gana en la primera curva, pero existe la posibilidad de perderlo allí".
"Sabíamos que podíamos esperar un fin de semana difícil, con Red Bull más fuerte que nunca y con McLaren a un nivel muy alto. Tener a Vettel por delante de mí, en lugar de los dos Red Bull, es positivo".
"Ha sido una sesión muy reñida, en la que las posiciones cambiaban todo el tiempo. Nuestra primera vuelta en la Q3 no fue la mejor, porque tuvimos problemas con el tráfico, pero sabíamos que teníamos el potencial para hacerlo mejor y eso es lo que paso al final. Empecé la vuelta también pensando en cuidar los neumáticos para el sector final, había que evitar el riesgo de llegar allí y encontrarme con problemas".
"Estoy confiado para mañana, pero quiero repetir una vez más que pase lo que pase mañana por la tarde ha sido un gran año para mí en la Scuderia Ferrari Marlboro, en la que disfrutamos de un ambiente muy especial juntos".