Noticias:

sábado, 27 de noviembre de 2010

Vettel celebrá por las calles de Berlín y ante la atenta mirada de miles de seguidores su primer campeonato.

El vigente campeón del mundo de Fórmula Uno, el alemán Sebastian Vettel, celebró esta mañana su primer título mundial ante miles de compatriotas con una "vuelta de honor" en el monoplaza que le ayudó a alzarse con el triunfo, el RB6.
Vettel, de 23 años, realizó esta exhibición junto a la Puerta de Brandeburgo de Berlín con temperaturas bajo de cero y con una suave nevada intermitente, que no evitó que sus paisanos le acompañaran en tan magna celebración.
El piloto recorrió un pequeño circuito que le llevó desde la Puerta de Brandeburgo por la Avenida 17 de Junio hasta regresar al emblemático monumento de la capital, siempre bajo el aplauso y el ánimo de los espectadores, estimados por las autoridades en unos 85.000. "Esto es algo completamente especial, una oportunidad así no la recibe nadie en su vida. Es totalmente una locura en las últimas dos semanas han pasado demasiadas cosas demasiado rápido", dijo el campeón.
Vettel se enfrentará esta tarde en Düsseldorf al heptacampeón del mundo de Fórmula 1 Michael Schumacher y a otro buen número de pilotos en la "Carrera de Campeones".