Noticias:

sábado, 18 de diciembre de 2010

Mark Webber sortea en su monoplaza el tráfico de Bangkok.

Mark Webber hizo hoy las delicias de los aficionados a la Fórmula Uno en Tailandia con una carrera de exhibición por las calles de Bangkok contemplada en directo por el rey, Bumibol Adulyadej.
Los medios locales informaron de que el monarca, de 84 años, salió del hospital en el que lleva ingresado más de un año para reunirse durante una hora con el piloto australiano y luego no perderse su espectáculo.
Webber regaló al rey un monoplaza del equipo Red Bull, el equipo favorito de los tailandeses por el éxito de la bebida energética cuya fórmula original fue inventada por un local.
El tercer clasificado en el campeonato mundial dio tres vueltas a un circuito improvisado entre el puente de Phan Fa y la intersección de Kok Wua, pasando por el Monumento a la Democracia en el corazón de Bangkok.
Al acto asistieron unas 10.000 personas, que aguantaron un sol de justicia y esperaron desde primera hora para ver a Webber.
Tras la carrera se celebró un acto de homenaje al ya fallecido príncipe Birabongse Bhanudej, el primer y hasta ahora único tailandés que logró ponerse al volante de un coche de Fórmula Uno.
Casi todos los deportes de motor son seguidos con pasión en Tailandia, y el jefe de Red Bull, Chalerm Yoovidhya, afirmó el pasado octubre que le encantaría que un Gran Premio se disputara algún día en su país. EFE