Noticias:

miércoles, 16 de marzo de 2011

Ecclestone reconoce que sería una pena dejar de contar con el Gran Premio de Australia.

El presidente y director ejecutivo de la Fórmula 1, Bernie Ecclestone, ha afirmado que lamentaría profundamente que Melbourne dejase de albergar una prueba en el campeonato del mundo de la especialidad.
En este sentido Ecclestone declaró que sería una pena dejar de contar con este mítico gran premio en el calendario, aunque no presionará a las autoridades para que lo mantengan si es demasiado caro para las arcas de la ciudad. Melbourne, que este año da el pistoletazo de salida al campeonato tras el aplazamiento del Gran Premio de Bahrein, acoge una prueba en el circuito urbano de Albert Park desde 1996, pero existe oposición dentro de las autoridades locales de renovar el contrato que expira en 2015 por las grandes pérdidas anuales.. "Australia es tan importante para nosotros como lo es Mónaco. Es parte del Mundial y lo ha sido durante mucho tiempo. Odiaríamos pensar que vamos a perder esta carrera", señaló Ecclestone en una teleconferencia con los medios australianos. De todos modos, el mandamás de la F-1 sabe que "si el producto es demasiado caro" para la ciudad, lo entendera. "Cuando el contrato llegue a su fin, no hay necesidad de renovarlo", aseguró.
"No podemos forzar a nadie para que compre algo que no quieren o es demasiado caro. Obtenemos una masiva cobertura televisiva, y eso no es importante también, de acuerdo, no compren el producto", añadió al respecto.