Noticias:

lunes, 28 de marzo de 2011

Fernando Alonso analiza desde su blog el Gran Premio de Australia.

No fue el principio que todos queríamos pero tampoco hay nada de qué preocuparse. Ya lo dije ayer por la noche en la pista: 12 puntos no están muy por debajo de la media de los últimos años y dos candidatos al título terminaron por detrás de mí.
Así que en general el Gran Premio de Australia no se puede definir como desastroso. Ciertamente en la calificación estaba muy lejos del Red Bull de Vettel y lejos del McLaren de Hamilton, pero en la carrera la situación mejoro, tal vez no en comparación con Sebastian, pero sin duda contra los otros.
La salida fue penosa, al principio de la primera vuelta me encontraba en la novena posición, pero hemos sido capaces de luchar hasta el final por el podio.
Yo no soy de los que creen que un grado de temperatura aquí o allá puede determinar cambios importantes en el rendimiento del coche en la pista, así que no estoy de acuerdo con el hecho de que ayer hiciera más calor en comparación con el sábado y que eso hubiera jugado necesariamente a nuestro favor.
El viernes cuando las temperaturas fueron similares a las que había durante la calificación el coche ha ido muy bien. Al día siguiente, desde la mañana, no fue tan competitivo y tenemos que entender por qué pasó mirando cuidadosamente los datos y analizándolos.
Para mí no hubo grandes sorpresas este fin de semana, sobre todo porque no llegue a Melbourne con una idea clara de cómo iba a alinearse la parrilla de salida. En las pruebas, especialmente este año, era difícil tener una visión realista de la situación. La única sorpresa positiva fue el comportamiento de los neumáticos Pirelli que, al menos en el Albert Park, mostraron una menor degradación de lo que vimos en los test. Veremos cómo van las cosas en Malasia, en una pista que es muy diferente al circuito semicallejero de Albert Park.
Me he quedado en Australia y voy a permanecer aquí hasta el comienzo de la próxima semana, cuando viajare a Malasia. Es importante preparar muy bien las próximas dos carreras que llegan una tras de la otra. Ambas son muy exigentes desde el punto de vista físico, especialmente la de Sepang, donde tendremos unas temperaturas muy altas.