Noticias:

lunes, 11 de abril de 2011

Hamilton se queja de la estrategia escogida por su equipo y en Ferrari buscan soluciones a su falta de ritmo en clasificación.


El pasado Gran Premio de Malasia ha sido una prueba de fuego para las escuderías. En esta última carrera del Campeonato del Mundo de Fórmula 1 hemos podido comprobar cuales serán los equipos que lucharán con más fuerza por el mundial y cuales necesitarán trabajar duro antes de que comience la gira europea.
Red Bull, McLaren y Lotus Renault GP realizaron en Sepang sendas carreras brillantes, aunque con matices, como sería el caso de McLaren.
El equipo inglés no supo escoger la mejor estrategia para ayudar a Hamilton a subir al podio y eso les costó perder una serie de puntos que quizás cuando llegue el final del mundial se traduzcan en quedarse nuevamente sin título.
Sobre lo acontecido en Malasia el piloto británico afirmaba que lo mejor sería olvidar "un fin de semana decepcionante cuanto antes" y que en McLaren deben "aprender de ello para China".
Por su parte en Ferrari son conscientes del terreno que les separa de Red Bull y McLaren y lo difícil que les pueden llegar a poner las cosas si siguen evolucionando más rápido que ellos los chicos de Lotus Renault GP. Si esta situación llegará a producirse el equipo transalpino podría verse luchando por ser la cuarta escudería del campeonato, algo que desde cualquier punto de vista es inadmisible.
Pat Fry y Stefano Domenicali siguen buscando una respuesta a la falta de ritmo que tiene su coche a una vuelta, como tampoco saben muy bien explicar la razón de que después en carrera el F150º Italia sea casi tan competitivo como los monoplazas que ahora lideran la clasificación.
Ojala que encuentren solución a todas estas incógnitas antes de que sea demasiado tarde y podamos ver un campeonato teñido de color rojo.