Noticias:

domingo, 22 de mayo de 2011

Alonso realiza una salida magistral, Vettel gana la carrera.

La salida magistral que realizó Fernando Alonso esta tarde en el Circuito de Cataluña no sirvió de mucho dada la superioridad técnica y mecánica de los rivales que le antecedían en los primeros compases de la prueba.
El español, que arrancaba el Gran Premio de España desde la cuarta posición, se lanzó con un jabato contra sus rivales para tratar de recuperar el máximo de posiciones y sumar el máximo de puntos posibles en el Campeonato de Pilotos.
Creer que Alonso iba a mantenerse en esa posición durante mucho tiempo o que iba a ganar la carrera era un disparate dada la superioridad de los McLaren y en mayor medida de los Red Bull, que además tenían un juego de neumáticos nuevos, con lo que las posibilidades del asturiano se disipaban según pasaban las vueltas.
Una vez que los pilotos fueron entrando en boxes la debacle del bicampeón del mundo iba tomando forma y poco a poco iba perdiendo posiciones hasta llegar a cruzar la línea de meta en la quinta posición.
La victoria una vez más fue para el de siempre, el alemán Sebastian Vettel, claro candidato a ganar su segundo Campeonato del Mundo y el más constante en tandas largas.
Por detrás del teutón vieron ondear la bandera a cuadros, Lewis Hamilton y Jenson Buntton. Los británicos son a día de hoy los únicos rivales que parecen que pueden hacer algo contra el monoplaza mejor diseñado del campeonato.
Tampoco tuvo una buena carrera Mark Webber. El australiano, que comenzaba el Gran Premio de España desde la pole, no fue capaz de defender su posición en la salida y antes de la segunda curva ya era tercero por detrás de Vettel.
Otro de los mayores damnificados en esta carrera fue el piloto brasileño Felipe Massa que tras perder infinidad de batallas por culpa de la falta de ritmo de su F150º Italia tuvo que abandonar por la rotura de su caja de cambios.
Al menos el espectáculo en pista fue bastante agradable y los adelantamientos en pista con la ayuda del DRS y del KERS no dejaron de verse durante toda la carrera.
Ahora la semana que viene le llega el turno a la carrera por antonomasia en el gran circo, el Gran Premio de Mónaco. Una prueba en la que el piloto juega un papel mucho mayor que el monoplaza y en la que los errores se pagan caros, esperemos que estas características sean favorables para Alonso y le veamos en el podio.