Noticias:

sábado, 23 de julio de 2011

Alonso no tira la toalla y avisa que si la carrera es en seco la victoria aún no tiene dueño.

"Si la carrera es en seco la victoria está dividida entre los cuatro a partes iguales".
Así de contundente se ha mostrado el piloto español Fernando Alonso al finalizar la clasificación del Gran Premio de Alemania de Fórmula 1 en cuarta posición.
Para Alonso la batalla aún no está perdida y "en seco puede jugar un factor importante la degradación, la salida y el ritmo de carrera", que a ojos del asturiano "puede ser muy parejo" entre los cuatro.
Aunque cabe destacar que todas las previsiones indican que la carrera de mañana se celebrará con lluvia y de cumplirse el parte meteorológico el asturiano cree que lo más importante será aprovechar cualquier error de los pilotos que le preceden.
"También puede darse una carrera con muchos riesgos. Hemos visto este fin de semana bastantes salidas de pista en seco y puede haber muchas más en lluvia. Si llueve hay que acabar la carrera porque igual si no acaba alguno de ellos te puedes encontrar con una segunda o tercera posición y puede venir muy bien".
De la pole que ha alcanzado esta tarde Mark Webber en el Circuito de Nürburgring el bicampeón del mundo ha señalado que le parecía bastante sorprendente ver como ultimamente el piloto australiano pasaba en la Q3 de ser competitivo a no serlo tanto, y culpo de esta situación inexplicable a fallos de origen desconocido.
"Se hablaba más de Vettel que de Webber porque era quien ganaba las carreras pero Webber no es la primera vez que hace primero en la crono o que va más rápido el fin de semana pero luego llegaba la Q3 y el KERS no funcionaba, una rueda, un pit stop que tampoco funcionaba. En las últimas carreras que está funcionando todo están al 50%, no es que a Webber de repente se le haya olvidado conducir. Este año, por alguna razón, no le habían salido las cosas y le salía bien a Vettel y ahora está nivelado".
Tampoco le ha sorprendido en exceso al ovetense la segunda plaza que ha cosechado en Nürburgring el piloto británico Lewis Hamilton ya que el equipo McLaren Mercedes "tiene un coche prácticamente nuevo aquí" y para Alonso eso se nota en el resultado final.
"Nosotros traemos una pequeña mejora en la parte trasera del coche y una pequeña modificación en el alerón de adelante, McLaren tiene un coche prácticamente nuevo aquí, nosotros lo pusimos en Silverstone. Depende dónde pongas la gran evolución se nota en el resultado".