Noticias:

domingo, 16 de octubre de 2011

El de siempre gana como siempre, los demás cuentan los días para que terminé esta temporada.

A falta de tres grandes premios para que terminé el mundial de Fórmula 1 el equipo Red Bull ha completado hoy una temporada perfecta, adjudicándose en el Gran Premio de Corea el único título que le faltaba este año, el de constructores.
Todo parecía indicar que el dominio aplastante del equipo austríaco había llegado este fin de semana a su fin, con Hamilton sumando su primera pole de la temporada, pero a la hora de la verdad todo esto se fue al traste y el de siempre volvió ha enseñarnos que sigue siendo el rey, mientras que Lewis tuvo que conformarse con el segundo escalón del podio.
Con la victoria de esta mañana Sebastian Vettel lleva en total veinte en su cuenta particular y de seguir así terminará todas las carreras del mundial puntuando, algo que solo Michael Schumacher había alcanzado en una temporada.
Es curioso comprobar como en Ferrari viven ya solo para la próxima temporada, mientras que en McLaren Mercedes siguen decididos a luchar hasta el último instante, sin importar lo difícil que sea alcanzar este objetivo.
Quizá por eso Fernando Alonso cada vez está más lejos del podio y con el coche que tiene ya no pueda aspirar a nada más que un quinto puesto.
En el momento de escribir estas frases me doy cuenta de que lo único que he visto emocionante en la carrera ha sido la salida y el excelente resultado que ha alcanzado Jaime Alguerusari con su séptimo puesto. Poco más puedo recordar, y es que a veces pienso que estoy viviendo el mismo gran premio todos los fines de semana, algo que ya me empieza a aburrir.
La próxima parada será el debut del Gran Premio de India en el gran circo, esperemos que al menos en esta carrera tenga un final inesperado.