Noticias:

lunes, 10 de octubre de 2011

Jenson Button: "Fue una carrera difícil y una victoria increíble".

Si algo se pudo comprobar ayer tras finalizar el Gran Premio de Japón es que el ser humano es capaz de adaptarse a cualquier tipo de situación y que todo si se analiza con detenimiento tiene su parte buena, vamos que como diría aquel; no hay mal que por bien no venga.
Son varios los pilotos que pese a no alcanzar un nuevo título mundial y ver como Sebastian Vettel sumaba dos buscaron como pudieron algo positivo de este amargo desenlace.
Uno de ellos ha sido Jenson Button que tras completar un fin de semana brillante se siento el hombre más afortunado del mundo por haber sumado una nueva victoria a su palmares y eso que decía en ese mismo momento adiós al título de campeón del mundo.
De la carrera nipona el piloto británico ha subrayado que fue muy complicada y que tuvo que centrarse en ahorrar combustible y controlar la degradación de los neumáticos durante las últimas vueltas.
"Fue una carrera difícil, sobre todo en las cinco o seis últimas vueltas en las que tuve que controlar los neumáticos y ahorrar un poco de combustible. Fue una victoria increíble", afirmó el inglés.
Así mismo ha destacado el gran rendimiento que desplegó su monoplaza durante todo el fin de semana, en un trazado lleno de historia y con un público increíble.
"El rendimiento del coche fue increíble durante todo el fin de semana. Esta victoria es muy emocionante para mí. Ganar en un circuito con tanta historia y con un público increíble. Ganar aquí es ganar en mi segunda casa", declaró el piloto.
Del ritmo imparable que lleva Sebastian Vettel esta temporada ha señalado que "ha hecho un gran trabajo durante toda la temporada" y que "se merecía el título" pero
aún así ha prometido que seguirá "luchando para ganar las próximas carreras".