Noticias:

domingo, 27 de noviembre de 2011

Mark Webber recibe su regalo y gana el Gran Premio de Brasil, Alonso cuarto.

La insólita victoria que ha alcanzado esta tarde Mark Webber en el Circuito de Interlagos y la curiosa avería de Sebastian Vettel en la caja de cambios, han sido lo más llamativo que ha sucedido en una carrera descafeinada y sin apenas emoción.
Poco o nada se jugaban los pilotos en este último gran premio de la temporada, a excepción del subcampeonato y de las luchas que algunos equipos mantenían por defender sus posiciones en la clasificación general, y que tienen su importancia en cuanto a los ingresos a percibir.
Muy cerca ha estado Fernando Alonso de terminar en el podio pero una vez más la falta de rendimiento del F150 Italia con los neumáticos duros le hizo perder posiciones y terminar cuarto, cuando a pocas vueltas del final de la carrera Jeson Button le adelanto, arrebatándole finalmente a Alonso la tercera posición.
A pesar de la avería en la caja de cambios Vettel ha terminado en el segundo cajón del podio, sumando de esta forma un nuevo doblete para Red Bull.
Un problema parecido ha tenido Lewis Hamilton en su McLaren Mercedes, aunque en el caso del británico la carrera termino en ese mismo instante. 
Felipe Massa tenía la ilusión de poder brindar un podio a todos sus compatriotas en el fin de semana que cumplía 100 grandes premios con la Scuderia Ferrari en la Fórmula 1. Pero al final el piloto brasileño, que fue quinto, solo pudo permitirse el lujo de hacer ruedas con su monoplaza en la recta de meta y de dejar un poco de olor a goma quemada en el ambiente.
Las cosas no salieron como esperaba a Jaime Alguersuari, que tuvo algunos problemas al comienzo de la carrera, y que por desgracia, no pudo terminar en la zona de puntos por muy poco al cruzar la línea de meta en la undécima posición.