Noticias:

viernes, 30 de noviembre de 2012

Desde Ferrari aseguran que "la carta a la FIA no era en absoluto una intención de socavar la legitimidad del resultado de la carrera".

En poco más de 24 horas la escudería Ferrari ha aceptado las explicaciones de la Federación Internacional de Automovilismo sobre el supuesto adelantamiento ilegal de Sebastian Vettel a Jean-Eric Vergne con banderas amarillas en el Gran Premio de Brasil.
Desde el departamento de prensa el equipo italiano ha aclarado que la carta enviada a la FIA era un mecanismo necesario para responder a las dudas de miles de aficionados a la Fórmula 1 que necesitaban saber que había ocurrido exactamente en la vuelta número cuatro de la carrera en Interlagos.
"Decenas de miles de peticiones nos llegaron desde todo el mundo y era para nosotros por tanto un deber profundizar en el asunto pidiendo una opinión a la Federación Internacional de Automovilismo (FIA), ante un episodio que podría haber sembrado dudas ante los ojos de los apasionados a la Fórmula Uno y no solo de los seguidores de Ferrari".
Así mismo han indicado en la misma nota de prensa que en ningún momento su intención era cambiar el resultado de la carrera.
"La solicitud que pedía una aclaración por parte de la FIA sobre el adelantamiento de Vettel a Vergne, vino por la necesidad de arrojar un poco luz sobre las circunstancias de la acción que salió en Internet sólo unos días después de la carrera. La carta a la FIA no era en absoluto una intención de socavar la legitimidad del resultado de la carrera".