Noticias:

jueves, 15 de noviembre de 2012

Fernando Alonso: "Soy optimista y tengo confianza en mi equipo y en mí mismo".

La suerte esta echada. En cuestión de una semana sabremos por fin quien se alza con el título de campeón del mundo de Fórmula 1 en la categoría de pilotos esta temporada.
Las apuestas se decantan por Sebastian Vettel y su ventaja de diez puntos sobre Fernando Alonso, pero visto lo visto, cualquier cosa puede ocurrir de aquí a que el domingo ambos vean ponerse la bandera a cuadros.
A priori, son pocas las armas con las que cuenta Alonso para defenderse del monoplaza del piloto alemán en la clasificación del domingo y es más que probable que Vettel vuelva a ser el más rápido en la tabla de tiempos ese día.
Aún así Alonso ha recordado que el punto fuerte de Ferrari en estos instantes no es hacer la vuelta rápida el sábado sino sumar más puntos que el resto los domingos.
"Nuestro punto fuerte es sumar más puntos que el resto los domingos y estoy convencido de que lo haremos en las próximas dos carreras. Soy optimista. Tengo confianza en mi equipo y en mí mismo. Y somos honestos con nosotros mismos. Sabemos que no tenemos el paquete más rápido y nuestra media en calificación es entre el sexto y el séptimo. Así que en calificación acabamos sextos o séptimo, mucha gente pensará que nos despedimos del Mundial, pero es nuestra posición normal".
En un momento tan crucial para la carrera deportiva del asturiano, la concentración y confianza en uno mismo es vital para alcanzar el objetivo deseado. La experiencia en estos casos es sin duda un grado y el bicampeón del mundo se aferra a ella en estos momentos.  
"Ahora estoy más relajado, mucho más centrado. En 2006 llegué a la última carrera en Brasil luchando con Michael y fue muy estresante. Fue un fin de semana intenso en el que era difícil estar concentrado o dormir o cosas así. Fue un fin de semana muy emocionante. Al año siguiente, en 2007, también fue estresante y no era fácil hacer cualquier cosa. En 2010 llegamos a Abu Dabi peleando por el campeonato en la última carrera y yo estaba más calmado y más confiado. Luego pasó lo que pasó, no ganamos, pero me sentí más sabio y más preparado. Ésta es la cuarta vez que llegamos al final peleando por el título y te sientes de una manera diferente, más concentrado en hacer tu trabajo".
Tampoco ha cambiado Fernando la forma de preparar la que será una de las carreras más importantes de su vida.
"Nada ha cambiado en cuanto a la preparación o la forma de afrontarlo. Lo que hay es máxima concentración y esfuerzo de todos en el equipo. Hemos traído mejoras, como en cada Gran Premio y ojalá las podamos probar mañana, ver las sensaciones y sacar las conclusiones necesarias. Exactamente igual que cualquier otro fin de semana".