Noticias:

lunes, 5 de noviembre de 2012

Montezemolo alenta a su equipo a seguir peleando como hace Fernando Alonso.

La tensión que se pudo vivir ayer en el Circuito de Yas Marina se ha transladado ahora a la fabrica que tiene la escudería del cavallino rampante en Maranello.
Todos los mecánicos e ingenieros de desarrollo trabajan a marchas forzadas para dar al piloto español Fernando Alonso y al brasileño Felipe Massa un monoplaza lo suficientemente competitivo como para poder medirse con los Red Bull en la calificación.
El presidente de Ferrari, Luca Cordero di Montezemolo, sabe que no pueden esperar a que Alonso y las circunstancias que se den durante la carrera obren el milagro, por eso ha recordado a los trabajadores de la division deportiva que tienen que "hacer más para las siguientes carreras", ya que solo de esta manera podrán ser capaces de luchar por la victoria.
"Eso es lo que le he pedido a Domenicali y a su equipo. Tenemos por delante diez días cruciales, durante los cuales tenemos que hacer todo lo posible para llegar a Texas con un coche que pueda pelear por la victoria. Ese debe ser nuestro objetivo".
Además ha pedido a su equipo que de el 120 por cierto en estas dos últimas carreras del mundial al igual que esta haciendo Alonso y ha asegurado que no hay nadie que quiera ganar más que ellos el mundial.
"Depende de nosotros no dejar una sola piedra sin mover. Estoy seguro de que todos en el equipo darán ese 120 por ciento que Fernando sigue dando. Queremos ganar el Mundial. Creo en nosotros más que nadie".
Para alentar a sus tropas Montezemolo ha evocado los tiempos en que sus muchachos luchaban hasta el final para alcanzar la meta deseada, en un deporte, del cual ha asegurado, que cambian muy rápido las cosas.
"En los últimos quince años hemos estado peleando por el título hasta el final y en este tiempo hemos podido comprobar cómo pueden cambiar situaciones aún más complicada".