Noticias:

miércoles, 29 de marzo de 2017

El Peugeot 5008 se estrena con nota en la nieve de Baqueira Beret.

¿Hasta dónde puede llegar un SUV? El Peugeot 5008 ha subido el listón con su puesta de largo en el mercado español. Un vehículo con vocación aventurera como él no podía presentarse en nuestro país de un modo estático. El confort y las prestaciones “off road” se demuestran sobre el terreno.
El escenario elegido para sumar los primeros kilómetros del Peugeot 5008 en nuestro país es la estación de esquí de Baqueira Beret, el mayor espacio destinado a los deportes de invierno en España. Creada en 1964, es la única estación invernal española situada en la vertiente norte de los Pirineos, lo que garantiza una gran cantidad de nieve de la mejor calidad. Este auténtico paraíso para los amantes del esquí o del snowboard puede convertirse en un infierno para vehículos que no estén totalmente preparados para las condiciones, extremas e imprevisibles, de la alta montaña.
Para los que viajan a bordo, el Peugeot 5008 combate los rigores del invierno con amplitud y confort. Cuenta con tres asientos independientes, idénticos y escamoteables en la segunda fila, dos asientos independientes, escamoteables y extraíbles en la tercera fila y el mayor volumen de maletero de su categoría, con 780 dm3 VDA 210. Todo ello, con un imponente diseño exterior, que da un aire dinámico a los códigos estilísticos de los SUV.
En el apartado de prestaciones, el Peugeot 5008 se presenta muy bien equipado para superar el reto de Baqueira. Cuenta con tecnologías que le permiten afrontar condiciones extremas, como el Advanced Grip Control y el Hill Assist Descent Control (HADC). Dos equipamientos pensados para superar carreteras, pistas forestales y terrenos totalmente helados y nevados.

El Advanced Grip Control asegura la máxima adherencia en firmes deslizantes o en mal estado. Convierte la nieve y las placas de hielo del Valle de Arán, con sus 150 Km de pistas en su hábitat natural. Esta tecnología actúa sobre las ruedas motrices delanteras. Se activa a través del mando giratorio situado en la consola central, que permite elegir entre uno de los cinco modos de uso disponibles, que limitan la transferencia del par motor sobre el tren delantero y gestionan el frenado, en función del terreno.
El conductor puede determinar en todo momento si permite que el sistema actúe de forma inteligente, a través del modo Normal, o si selecciona manualmente el modo que quiere emplear.
El modo Normal está pensado para condiciones normales, sin problemas de adherencia, mientras que el modo Nieve adapta de manera instantánea el control de tracción de cada una de las dos ruedas motrices a las condiciones existentes. Cuando el coche supera los 50 km/h el sistema pasa automáticamente al modo Normal.
Para afrontar los rigores del deshielo, que llegará pronto al Pirineo Catalán, el modo Barro permite circular sin problemas por terrenos deslizantes como tierra o hierba húmeda. Asegura el arranque del vehículo en estas condiciones transfiriendo el máximo par posible a la rueda que más adherencia tenga. Funciona como un diferencial de deslizamiento limitado, se adapta perfectamente a la circulación en pistas y se mantiene activo por debajo de 80 km/h.
El modo Arena mantiene el deslizamiento de las dos ruedas motrices simultáneamente para permitir la progresión sobre suelo blando y limitar el riesgo de quedar atrapado en la arena. Este modo funciona hasta 120 km/h y cambia a modo Normal si se supera esa velocidad.
Por último, el modo ESP Off ofrece al conductor la posibilidad de desconectar totalmente el ESP y el Grip Control, hasta 50 km/h, y gestionar la motricidad de manera autónoma.
Para afrontar descensos de vértigo, el Peugeot 5008 cuenta con el Hill Assist Descent Control (HADC), que permite controlar perfectamente y de un modo seguro, el vehículo y su trayectoria en pendientes inclinadas. El sistema es innovador, porque puede mantener el vehículo a velocidades muy bajas (3 Km/h), aportando control y seguridad en situaciones críticas. Esta función se activa por medio de un botón situado en la consola central.