Noticias:

sábado, 25 de marzo de 2017

Fernando Alonso: "Quiero estar en el podio, ganar carreras y no estamos en esa posición".

Una temporada más, por desgracia para muchos, Alonso comienza en dique seco la temporada de la Fórmula 1 y las expectativas de regresar a la senda que hace tiempo que abandonó se postulan complejas.
De poco ha servido el pilotaje del asturiano sobre la pista australiana durante la clasificación cuando la parte que tiene que realizar su monoplaza, y más en concreto el propulsor, llega a las manos del español a trompicones.


"Da igual. Hacer un punto, dos o cinco o quedar fuera de los puntos no me va a cambiar mucho. Quiero estar en el podio, ganar carreras y no estamos en esa posición. Por supuesto, mañana haremos todo lo posible. Intentaremos hacer una buena salida, una buena estrategia y defenderemos las posiciones en las que estemos. Aún así, necesitamos un poco de 'ayuda' de nuestros rivales, porque no somos tan competitivos como para estar en los puntos por nosotros mismos".
Fernando, al finalizar la rondas clasificatorias del Gran Premio de Australia, sentía una mezcla de sensaciones en su interior tras la excelente vuelta que había completado en el circuito de Albert Park y que finalmente le dejó en la decimotercera posición.
"La vuelta ha sido muy buena. He tenido la oportunidad de poner varios juegos de neumáticos uno tras otro en la Q1 y en la Q2 para ir arañando algunas décimas. He sacado todo el jugo que tenía el coche y contento en ese sentido. Seguramente no hay nada que celebrar siendo decimotercero, pero veníamos sin una idea muy clara de dónde estábamos en cuanto a rendimiento y fiabilidad. Hay que esperar unas carreras para ver dónde estamos realmente, pero queda mucho campeonato".
Afortunadamente las quinielas que apuntaban a una debacle en la primera carrera del año para el equipo británico han errado y está siendo en terminos generales un fin de semana bastante tranquilo.
"Creo que está siendo un fin de semana menos complicado de lo esperado . Salimos de Barcelona con muy pocas vueltas, no teníamos casi conocimiento del coche. Ahora lo hemos ido afinando, le hemos sacado el jugo y toda la potencia que podíamos. En ese sentido contento. Me he preparado a tope este año, he entrenado más que nunca. Hoy he terminado un segundo delante de mi compañero, es un fin de semana de esos especiales que te sale todo bien, pero la realidad es la que es. Soy decimotercero, esa es la tristeza... ¡por no decir otra palabra!".