Noticias:

sábado, 18 de marzo de 2017

Tatiana Calderón, primera mujer latina en la Fórmula 1.

La colombiana Tatiana Calderón es la única mujer latinoamericana en llegar a la Fórmula 1, un deporte tildado de machista en el que sólo un puñado de competidores puede hacerse con un lugar.
Con 24 años, la piloto formará parte de la escudería Sauber, pero desde los nueve debió pasar por muchas pruebas para hacerse respetar, antes de alcanzar uno de sus sueños.
¿Cómo nació su pasión por el automovilismo?
– A mí siempre me gustaron mucho los deportes. Practiqué tenis, fútbol y equitación, antes de que mi hermana me haya llevado a una pista de alquiler de karts, cerca de mi casa, en donde comprabas turnos de cinco minutos. Me encantó. Íbamos todos los días después del colegio y convencimos a mis padres para que me compren un kart y empezar a competir de forma más profesional en el kartodromo Juan Pablo Montoya, a los nueve años.
¿Cómo fue el camino que transitó para llegar a la escudería Sauber de Fórmula 1?
– Varias veces fui campeona nacional de karts en Colombia, luego en un torneo de Estados Unidos. Después pasé a monoplazas, en la categoría que se llama Star Madza, que está dos pasos por debajo de la Indycar. Tras esa experiencia, mi sueño siempre fue la Fórmula 1 y me fui a Europa, en donde empecé a competir en la Fórmula española para, luego, hacer tres años en la fórmula 3 europea, en donde competí contra Max Verstappen y Pascal Wehrlein, entre otros de los nombres que están hoy en la máxima categoría. Finalmente, el año pasado estuve en la GP3 y fue allí donde hice contacto con Sauber, después de unas buenas carreras nos sentamos a ver cómo podíamos trabajar juntos y fue así como llegué a ser Piloto de desarrollo.
¿Se sintió denigrada alguna vez por el sexo opuesto?
– En Colombia, cuando corrí mi primer campeonato Nacional. Venía gente de todas partes del país, y antes de sentarnos en los karts, un padre de uno de los competidores dijo: "Si esta niña les gana, yo le compro pelucas a todos". Yo terminé ganando, y la cara del padre cambió completamente. No cumplió con la promesa, pero se tuvo que comer las palabras. A los padres les duele mucho ver a su hijo perder con una mujer.
¿Existe alguna diferencia entre los hombres y las mujeres a la hora de competir?
– Existen diferencias en cuanto a la forma de pensar, creo que a veces los hombres actúan sin pensar o sin tener un plan, en ciertas circunstancias es bueno pero en otras no. Obviamente, en lo físico, a la mujer le toca trabajar un poco más para poder manejar el carro. De todas formas, los carros están diseñados un poco más para la ergonomía de un hombre. Igualmente creo que podemos competir de igual a igual y es uno de los únicos deportes en donde lo podemos hacer.
Max Verstappen es un piloto que es tildado por sus colegas de insolente y agresivo. ¿Era así cuando competía con usted?
– No ha cambiado. Competí todo el 2014 con él, en la Fórmula 3 y en la Florida Winter Series, y la verdad que tiene un talento increíble. Siempre se mantiene en lo que él cree que es correcto, no da el brazo a torcer nunca.
¿Qué opinas de la relación que mantuvieron Lewis Hamilton y Nico Rosberg en el último Mundial?
Ambos fueron rivales desde muy pequeños en casi todas las categorías. Siempre estuvo Hamilton por delante y finalmente Nico por fin pudo ganar y quiso irse en lo más alto. Es respetable. Este año, con los cambios que se han hecho en la fórmula 1, creo que los equipos tendrán más oportunidades para unirse a la pelea y ojalá que podamos ver una competencia más pareja para que sea más emocionante.
Entrevista completa en: Infobae