Noticias:

domingo, 26 de marzo de 2017

Vettel deja a Hamilton fuera de juego en la primera carrera de la temporada.

Cuando parecía que Lewis Hamilton iba a darse un paseo triunfal por el Circuito semiurbano de Albert Park y sumar la que iba a ser la primera victoria de la temporada ha llegado Sebastian Vettel a los mandos de su SF70H y le ha robado los honores al británico, regalando de esta manera el triunfo a la escudería de Maranello.
Excelente el trabajo del alemán para el equipo italiano, que no ganaba en Melbourne desde 2007, y que deja latente el gran potencial que tiene la nueva creación de los chicos de rojo para un curso que se esperaba movido sobre la pista.
Alonso, que estuvo en la décima posición durante muchos giros, hizo lo que parecía imposible con el MCL32 y aguantó sobre el trazado australiano casi hasta el final, pero a tres vueltas para terminar la carrera tuvo que abandonar por problemas aparentemente en la suspensión.
Tampoco pudieron terminar el gran premio número uno de la temporada, Daniel Ricciardo, con una avería en el motor que le dejo fuera en la vuelta 29 y el Williams de Lance Stroll, con problemas mecánicos en su monoplaza.
Mucho mejor le fue el primer gran premio del curso a Carlos Sainz al terminar el madrileño en octava posición y mostrar nuevamente de que pasta está hecho.
Cabe destacar que el espectáculo que esperaban ofrecer los nuevos bólidos y sus ruedas más anchas no se produjo sobre la pista australiana.
Tampoco pudieron terminar el gran premio número uno de la temporada, Daniel Ricciardo, con una avería en el motor que le dejo fuera en la vuelta 29 y el Williams de Lance Stroll, con problemas mecánicos en su monoplaza.Cuando todo parecía indicar que Lewis Hamilton iba a realizar un paseo triunfal por el Circuito de Albert Park, llegó Sebastian Vettel con su Ferrari y le arrebató al británico la posibilidad de sumar su primera victoria de la temporada.

El culpable del cambio repentino de dirección fue Max Verstappen que hizo de tampón para el Mercedes de Hamilton y ayudó a Vettel a cabalgar hacía su primer triunfo de la temporada.