Noticias:

lunes, 17 de abril de 2017

Alonso y Vandoorne califican de frustante el fin de semana en Bahréin.

Los pilotos titulares del equipo McLaren Honda utilizaron el calificativo frustraste para describir el nefasto resultado que alcanzó su escudería en Circuito Internacional de Bahréin el pasado domingo.
El primero en analizar la carrera fue el español Fernando Alonso, que destacó del rendimiento de su monoplaza el deficit de potencia que acusa en las rectas y los continuos problemas mecánicos que está sufriendo en la presente temporada. 
"Ha sido una carrera frustrante. El déficit de potencia y rendimiento que hemos tenido hoy en las rectas ha sido increíble. Miraba por el retrovisor al principio de las rectas y veía a los coches a 300 o 400 metros. Me olvidaba que los coches estaban allí para cambiar los ajustes en el volante y seguía haciendo mis cosas, y lo siguiente que veía al frenar era un coche a mi lado. Estábamos corriendo cerca de los puntos, pero eso no es suficiente. En ningún momento hemos tenido el ritmo que tuvimos en Australia y en China. Y al final hemos tenido un problema y hemos deicidio retirarnos. Pero seguiremos trabajando duro, y esperamos mejorar a su debido tiempo", aseguró el español en declaraciones difundidas por su equipo.

Por su parte Stoffel Vandoorne se lamentó de no haber podido ni siquiera comenzar la carrera, aunque espera que los problemas desaparezcan en los próximos grandes premios.
"Es una verdadera lástima no haber sido capaces ni empezar la carrera hoy. El equipo ha descubierto un problema de presión de agua de camino a la parrilla. Obviamente es decepcionante haber venido hasta aquí y no haber podido ni empezar la carrera. Desde el principio de la temporada sabemos que la situación en la que íbamos a estar sería difícil. Tengo una relación muy buena con el equipo, creo que superaremos esos problemas y confío en poder hacer un buen trabajo cuando todo se reúna. Estamos pasando por un tiempo difícil (no es divertido para nosotros estar pasando por esto) pero es lo que es hay este momento, y el día de hoy lo demuestra. Obviamente es muy decepcionante. Pero voy a mantener la cabeza abajo, trabajaré duro con el equipo y estoy seguro de que habrá mejoras en algún punto. Es difícil decir cuando serán, pero tengo confianza en qué llegarán. Hemos perdido bastante kilometraje y esa no es una situación ideal, y necesitamos dar un buen paso adelante pronto. Esperamos poder demostrarlo en algún momento en las próximas carreras", afirmó tras un fin de semana para dejar en el olvido.