Noticias:

martes, 18 de abril de 2017

Antonio Giovinazzi "El sueño que he tenido desde pequeño hoy se hizo realidad".

El piloto italiano Antonio Giovinazzi aseguró que la jornada de entrenamientos que realizó con la Scuderia Ferrari hoy en el Circuito de Bahréin fue como un regalo para él y que disfrutó de cada vuelta.
Fueron 93 veces las que Antonio pasó por el pitwall del equipo italiano y en todas ellas la joven promesa embozo una sonrisa de agradecimiento por realizar uno de sus mayores sueños.
No era la primera vez que Giovinazzi experimentaba lo que era pilotar un prancing horse de Fórmula 1, lo hizo anteriormente en Fiorano, pero repetir la experiencia en menos de dos años a los mandos del monoplaza rojo es un excelente premio. 
Aunque a decir verdad para el piloto transalpino quizás el primer día en el gran circo de la Fórmula 1 haya sido este martes en Bahréin con la escudería de su sueños.
El día de Antonio comenzó con un masaje y un ligero desayuno, que dio paso a no menos de nueve horas de pruebas sobre el trazado del medio oriente.
En ellas Antonio demostró madurez y profesionalidad a partes iguales, estableciendo una mejor vuelta con un tiempo de 1'31"984 con los neumáticos súperblandos, aunque gran parte de su sesión la realizó con los compuestos medios de Pirelli.
"Conducir el coche que ganó la última carrera y que lidera el campeonato del mundo y trabajar con los ingenieros y mecánicos de la Scuderia Ferrari no es sólo una gran sensación, es un sueño que he tenido desde pequeño corriendo en karts. Y hoy se hizo realidad ".