Noticias:

lunes, 17 de abril de 2017

WEC - El nuevo Porsche RSR comienza la temporada con un podio.

En la carrera de seis horas celebrada en Silverstone, el nuevo Porsche 911 RSR comenzaba su primera temporada en el Campeonato del Mundo de Resistencia para GT con un podio. El Domingo de Resurrección y ante más de 50.000 espectadores, Richard Lietz (Austria) y Frédéric Makowiecki (Francia) situaron el 911 RSR número 91 en la tercera plaza de la categoría GTE-Pro. Con cuatro fabricantes de automóviles inscritos, esta categoría es la que tiene una representación más fuerte y ya desde el comienzo de la temporada ha proporcionado 171 vueltas de intensa emoción a los aficionados. Para 2017, el nuevo coche de competición de 510 caballos, desarrollado por completo en Weissach, está inscrito por el Equipo Porsche GT en el WEC, así como en el Campeonato IMSA SportsCar de EEUU y Canadá.
Veintisiete coches se daban cita en el Circuito de Silverstone para la prueba inaugural del Campeonato del Mundo de Resistencia para GT (WEC). El cielo sobre la histórica pista británica estaba cubierto, soplaba un viento frío y cayó una ligera lluvia, sobre todo en la segunda mitad de la carrera. Sin embargo, esto no afectó ni a los entusiastas ingleses del automovilismo que se dieron cita en las tribunas ni a los pilotos, que, en lugar de cambiar a neumáticos de agua en un trazado parcialmente mojado, se mantuvieron con slicks y proporcionaron a los espectadores grandes batallas y espectaculares adelantamientos. El Equipo Porsche GT utilizó toda la sesión de calificación para preparar la carrera y conservar neumáticos. La presente temporada sólo se pueden usar cuatro juegos de ruedas en lugar de seis para cada fin de semana de carreras. 

Esta estrategia dio resultado. En el Porsche 911 RSR número 91, Frédéric Makowiecki ganó tres posiciones en la primera vuelta y después de nueve giros ya rodaba tercero. Por su parte, el otro piloto oficial, Michael Christensen (nº 92), marcaba constantemente vueltas rápidas y se mantenía a poca distancia de la cabeza. Después de media hora de carrera, el francés era segundo y el danés marchaba tercero. En su persecución al líder, Frédéric Makowiecki no dejó que las primeras gotas de lluvia frenaran su ataque. Tras 26 giros, se puso en cabeza por primera vez, algo por lo que luego tuvo que pelear una y otra vez en el transcurso de la prueba. Después de dos horas cedió el volante del 911 RSR a su compañero de equipo Richard Lietz. En el vehículo número 92, Kévin Estre tomó el relevo y continuó su persecución al grupo de delante. Sin embargo, al poco tiempo de cumplirse la mitad de carrera, tuvo que aparcar su 911 RSR por un problema técnico.
Por otro lado, Frédéric Makowiecki parecía imparable. Cuando el coche de seguridad tuvo que salir dos horas antes del final, cedió el testigo a Richard Lietz, que pronto hizo la vuelta rápida en carrera. A falta de una hora y doce minutos para terminar, entró en el pit como líder. Incluso en el momento en que volvió a realizar una corta parada para un pequeño repostaje poco antes del final, se mantenía delante. Pero como sus rivales ya habían hecho sus últimos pit stops, Makowiecki regresó a la pista cuarto. Aun así, en un impresionante esfuerzo para las últimas vueltas consiguió ascender al tercer puesto, que todos creían perdido, y remató un esperanzador comienzo en la temporada del WEC. 
También en la categoría GTE-Am, Porsche tuvo muchos motivos de celebración. Con el 911 RSR inscrito por el equipo cliente Dempsey Proton Racing, el joven piloto profesional de Porsche, Matteo Cairoli (Italia), unió sus fuerzas con sus compañeros alemanes Christian Ried y Marvin Dienst para alcanzar el tercer puesto, después de una dramática última vuelta. Matteo Cairoli fue también uno de los pilotos que logró la segunda plaza con el 911 RSR de Proton Competition en la prueba inaugural de las European Le Mans Series ELMS, disputada el día antes en Silverstone. 
La segunda carrera del Campeonato del Mundo de Resistencia para GT se celebrará el 6 de mayo en Spa-Francorchamps, Bélgica. 
Frank-Steffen Walliser, Director de Porsche Motorsport, nos comenta la carrera: “Ha sido una gran carrera en la categoría GTE-Pro, con una lucha cerrada y espectaculares adelantamientos. Fue una gran publicidad para nuestro deporte. Los espectadores han sacado un verdadero rendimiento a su dinero. Estratégicamente, ha sido una carrera muy dura, que se hizo aún más interesante en los momentos difíciles. Es una pena que nuestro coche número 92 se haya tenido que retirar con un problema técnico, que todavía no hemos identificado. Pero básicamente tenemos el ritmo y eso nos hace estar confiados de cara a la próxima prueba. La categoría GTE-Am también estuvo muy reñida de principio a fin. En una dramática última vuelta, nuestro equipo cliente Dempsey Proton Racing también subió hasta la tercera plaza y fue recompensado por el gran rendimiento de todos ellos”.