Noticias:

martes, 18 de abril de 2017

Ford gana la primera carrera de la temporada del WEC.

El equipo Ford Chip Ganassi Racing ha dado el primer golpe del año en la batalla por el Campeonato del Mundo FIA de Resistencia de 2017, al lograr la victoria en las 6 horas de Silverstone el pasado fin de semana. El británico Harry Tincknell pasó la bandera a cuadros como ganador al volante del Ford GT nº 67 en la prueba de apertura de la temporada, sellando la primera victoria del año. El Ford GT nº 66 estuvo luchando por la victoria hasta que la entrada del coche de seguridad en la segunda mitad de la carrera cambió el orden de la misma. El trío formado por Mücke, Pla y Johnson tuvo que conformarse con el cuarto lugar final.
"Fue una manera fabulosa de comenzar la temporada", dijo el director del equipo Ford del WEC, George Howard-Chappell. "Poder empezar así, logrando la pole position y la victoria en la carrera con el Ford GT nº 67 es simplemente increíble y es mucho más de lo que esperábamos. Pero también fue una pena para el nº 66. Sus pilotos estaban delante antes de que se metiera el coche de seguridad. No me voy a quejar, ya que ha sido un gran empuje de arranque a nuestra temporada. Estoy muy contento con el trabajo que hemos hecho durante el invierno en el ajuste del coche y con el gran apoyo que hemos tenido de Michelin en el tema de los neumáticos".
Andy Priaulx comenzó el Ford GT nº 67 desde la pole position después de un magnífico rendimiento en la sesión de calificación del sábado. Los Ford GT corrieron primero y segundo en GTE Pro durante las vueltas de apertura antes de que el nº 67 tuviera que afrontar muy pronto un problema técnico. Esto echó al traste la estrategia, ya que mientras que el nº 66 accedía a la cabeza de carrera, el nº 67 empezó a ceder terreno. Más tarde, el coche de seguridad originó la pérdida de la ventaja del nº 66, que cedió los 30 segundos de que contaba.

"Perdimos casi todo lo conseguido trabajando muy bien al inicio, pero nunca nos dimos por vencidos", dijo Priaulx, aludiendo a un problema técnico inicial de la tripulación del nº 67. "En mi segundo turno, mantuve la cabeza fría y presioné al máximo. El coche de seguridad tuvo su papel en esa fase y en realidad nos ayudó a recuperar nuestra posición de salida. Es extraordinario salir primero y después de correr con algún problema poder ganar la carrera, lo que nos ha permitido salir de Silverstone como líderes del campeonato mundial”.
Pipo Derani, que corrió por primera vez en la categoría GTE Pro, condujo en la fase media de la carrera con el Ford GT nº 67. "Para mí no fue una carrera fácil", dijo Derani. "Todo era nuevo, así que tuve que aprender un montón de cosas, incluyendo la gestión de los neumáticos, que en el GT es un poco diferente que en un coche P2. Fue una carrera muy buena y no esperábamos estar aquí, especialmente después del comienzo con el problema que tuvimos, pero los chicos hicieron un trabajo fantástico, el equipo estuvo fenomenal y disfrutamos de nuestra victoria”.
A dos horas y media de finalizar, en todo el circuito ondeó la bandera amarilla debido al accidente de un LMP1, por lo que el equipo aprovechó la oportunidad de que entrara en boxes el nº 67 y hacer el cambio de Derani por Harry Tincknell.
"Yo estaba sentado en la oficina del camión charlando con Andy cuando escuché “¡Harry, ponte el casco!” por lo que no tuve mucho tiempo para prepararme", dijo Tincknell. "Realmente disfruté de tener por delante una carrera tan larga y fue uno de esos momentos cuando se va muy tranquilo en el coche y realmente te metes en la zona de la tabla que deseas. Estaba clavando las vueltas una tras otra y enfocándome en la bandera a cuadros. Haber conseguido la victoria en casa, frente a familiares, amigos y empleados de Ford es fantástico. Di absolutamente todo lo que tenía y espero que esto nos ponga en el camino para lograr la victoria en el campeonato".
Duro comienzo para el Ford GT nº 66, ¡pero volverán a estar delante!
"El comienzo de la carrera fue realmente bueno para nosotros", explicó Mücke. "Nos las arreglamos para ir de cuarto a primero antes de que Andy recuperara de nuevo un ligero retraso y diez vueltas más tarde estábamos de nuevo en la delantera. Tuvimos algunas vibraciones en el coche, que vamos a investigar. Esto afectó un poco el equilibrio del Ford, pero aún así nos las arreglamos para mantener la delantera, incluso teniendo ese problema. Nuestras paradas en boxes fueron buenas y cuando entregué el coche a Billy Johnson, después de un doble relevo, estábamos en una buena posición”.
Johnson y luego Pla efectuaron dobles relevos, pero la entrada del coche de seguridad evitó que el Ford GT nº 66 accediera al podio. "Es una verdadera pena", dijo Mücke. "Por supuesto que es genial para todo el equipo ganar en el inicio de la temporada, pero para nosotros fue difícil conducir en estas condiciones durante tanto tiempo, para lograr sólo terminar cuartos debido a estar tanto rato tras el coche de seguridad. La situación no ha estado en nuestras manos hoy, ¡pero volveremos aún más fuertes".