Noticias:

martes, 4 de abril de 2017

Pepe López y Borja Rozada terminan el Junior ERC en la tercera posición.

Los inicios siempre son difíciles, sobre todo para los pilotos jóvenes, que deben superar el estrés y la presión de una primera carrera. Como destacó Laurent Guyot, Director de la Peugeot Rally Academy, antes de la salida: "La cita inicial es importante para el equipo, porque permite comprobar en qué situación estamos y qué aspectos se deben trabajar a lo largo de la temporada. Para pilotos y copilotos, se trata del primer contacto con la versión 2017 de su vehículo. Por lo tanto, la clave de un buen comienzo es todo el mundo esté tranquilo y concentrado".
Es, exactamente, lo que ha hecho Pepe López. Tras recuperarse de una penalización de 100 segundos el primer día por un problema mecánico, se mantuvo constante en el esfuerzo y fue aumentando el ritmo progresivamente hasta la última especial, en la que marcó el mejor tiempo. Junto a su copiloto, Borja Rozada, han logrado un podio en la categoría U28, demostrando así un gran potencial y una dinámica positiva, un augurio excelente para la próxima prueba.
José Antonio Suárez también fue muy veloz al volante de su Peugeot 208 T16, que estuvo entre los más rápidos de su categoría. El sábado por la tarde, cuando se encontraba en 2ª posición de la General, cometió un pequeño error que afectó a uno de los brazos de la suspensión trasera, lo que le impidió competir por la victoria. El domingo, en medio de una espesa niebla, un segundo fallo le obligó a abandonar. Suárez y Carrera siguen siendo optimistas ante la próxima carrera sobre asfalto, que promete ser aún más animada.
La Peugeot Rally Academy tiene previsto competir en Gran Canaria del 4 al 6 de mayo, en la segunda carrera del Campeonato FIA ERC. Una prueba en la que los juniors saldrán a darlo todo ante su público.