Noticias:

martes, 23 de mayo de 2017

El Citroën Total Abu Dhabi WRT consigue terminar el Rally de Portugal con cuatro coches.

Los participantes iniciaban el rally el jueves por la noche con la superespecial en el circuito de rallycross de Lousada. Después de pasar la noche en el parque cerrado, los coches se dirigían al norte para llegar a las primeras especiales de tierra “de verdad”, que se disputaban cerca de la frontera española.
La batalla se iniciaba enseguida, con media docena de pilotos envueltos en una increíble lucha por el liderato. Kris Meeke y Craig Breen tuvieron también su parte en el espectáculo. Los pilotos Citroën empataron en primer puesto en la ES4, compartido con Tänak. Al final del bucle de la mañana, Kris era segundo, a 5 décimas del líder, mientras Craig era cuarto, 1,4 segundos por detrás del primero.
Stéphane Lefebvre, sin embargo, no estaba entre los primeros. Debido a un malentendido con una nota, el francés volcaba en la ES3. Conseguía continuar, pero perdía siete minutos respecto a los líderes.
No hubo señales de que la lucha cesara en los puestos de cabeza el viernes por la tarde, pero la segunda pasada por Ponte de Lima (SS7) demostró ser muy costosa para varios participantes. Entre ellos, Kris Meeke se vio obligado a abandonar tras romper la suspensión al golpear un bloque de cemento.
En la misma especial, Craig Breen tuvo que lidiar con un amortiguador roto después de golpear una roca que apareció en medio de la trazada. Solamente perdió unos diez segundos, pero no pudo aprovechar la estrategia de neumáticos que había adoptado pensando en este exigente tramo. Al final del primer día, Craig ocupaba la quinta posición, a 12,9 segundos del líder.
El sábado, más incidentes en carrera hicieron que las posiciones se reforzaran. Al contrario que el primer día, en que los tramos eran nuevos para todos los participantes, Craig Breen pagó su falta de experiencia en las carreteras del norte de Portugal. Durante la mañana, conseguía subir una posición, pero la diferencia con el líder aumentó a 46,2s.
La última especial del día, Amarante 2 (ES15), demostraba ser especialmente cruel para el piloto del C3 WRC nº 8. Un error en la elección de neumáticos durante la asistencia le dejaba con un compuesto poco adecuado para las condiciones. Perdió medio minuto en la especial, cayendo una posición hasta el quinto en la general.
El domingo, los equipos solo tenían que completar cuatro especiales cortas – incluyendo dos pasadas por el legendario tramo de Fafe – para llegar al final del rally. Una vez más, Craig Breen tuvo que adoptar un enfoque más cauto. Gestionando perfectamente su ritmo, completaba los 349,17km de competición para lograr la quinta posición, igual que hizo en Montecarlo, Suecia y el Tour de Córcega.
Stéphane Lefebvre llegó a la meta en decimotercera posición. En las últimas dos etapas había tenido que ajustar sus reglajes y su estilo de pilotaje para adaptarse a las condiciones de su orden de salida. A la inversa, Kris Meeke tenía una posición de salida ideal después de volver a incorporarse en Rally2. Marcando tiempos consistentemente entre los 10 primeros, el británico recuperó gradualmente la confianza y marcó el segundo mejor tiempo en la penúltima especial de la prueba.
Kris terminaba el rally justo detrás de Khalid Al Qassimi. El piloto de Abu Dhabi hacía su primera aparición en competición con el Citroën C3 WRC. A lo largo de los tres días, trabajó para conseguir nuevos reflejos y ajustar los reglajes, para que el coche fuera lo más fácil posible de pilotar.
LOS OBJETIVOS QUE QUEDAN POR CONSEGUIR
"Llegamos a este rally con objetivos relativamente modestos, pidiéndoles a nuestros pilotos que se aseguraran de que dos coches acabaran entre los cinco primeros. Si miramos la clasificación final de este rally, debemos decir honestamente que no hemos cumplido nuestros objetivos," admitía Yves Matton, director del Citroën Racing Team.
"Sin embargo, nos llevamos cosas positivas. En primer lugar, la actuación de Craig Breen. El primer día, cuando los tramos eran nuevos para todos, conseguía marcar algunos buenos tiempos. Después lograba gestionar su carrera para llegar al final en quinta posición, sin cometer errores importantes. Parece que el trabajo realizado en las últimas sesiones de test está dando sus frutos. Vemos claramente los beneficios del trabajo que hemos hecho y eso confirma que vamos por el buen camino," añadía Yves Matton. "La variedad de superficies a las que nos hemos enfrentado este fin de semana ha ayudado a confirmar las principales áreas en las que debemos centrarnos. Los datos recogidos aquí nos guiarán en las próximas sesiones de pruebas. También debemos destacar la fiabilidad de nuestros coches. Los cuatro C3 WRC han llegado a la meta de un rally muy exigente sin problemas importantes."
El Campeonato del Mundo de Rallyes 2017 llegará a su ecuador en el Rally de Italia Cerdeña, celebrado del 8 al 11 de junio. No están previstos tests antes de la prueba, pero los ingenieros de Citroën Racing confían en el potencial del C3 WRC en este rally. "Las actuaciones y la satisfacción de los pilotos en la primera etapa hacen que podamos dirigirnos a Cerdeña con optimismo,” concluía Yves Matton.