Zone F1 - Automovilismo, Fórmula 1, Karting - Coches

Noticias:

domingo, 28 de mayo de 2017

Fernando Alonso rompe el motor a falta de 21 vueltas para el final.

El español Fernando Alonso ha tenido que abandonar la 101 edición de las 500 Millas de Indianápolis, carrera en la que participaba por primera vez, cuando quedaban 21 vueltas para el final. El asturiano rompió el motor Honda de su monoplaza a falta de 21 vueltas para la conclusión.
Alonso, que llegó a ocupar el liderato en una carrera en la que es debutante, empezó en quinta posición. El asturiano, doble campeón del mundo de Fórmula Uno, aspiraba a ser el cuarto novato en triunfar en la Indy 500 en los últimos 17 años, y el quinto desde 1939 tras Graham Hill (1966), Juan Pablo Montoya (2000), Hélio Castroneves (2001) y Alexander Rossi (2016).
Alonso tenía por delante en la parrilla al estadounidense Scott Dixon, ganador de la edición de 2008, quien obtuvo la "pole" con una velocidad promedio de 227,165 millas por hora.
A pesar de su lógica decepción, Alonso salió del coche saludando al público del Indianapolis Motor Speedway y mostrando el pulgar hacia arriba en señal de satisfacción por su actuación personal.
El asturiano ocupaba la cuarta plaza tras superar las primeras 100 vueltas al circuito, el ecuador de la carrera, solo por detrás del brasileño Helio Castroneves y los estadounidenses Ryan Hunter-Reay y Alexander Rossi, todos ellos campeones en alguna ocasión de esta carrera.
El ovetense, que partió desde la quinta plaza, llegó a liderar la carrera tras las primeras 55 vueltas, momento en el que un espectacular accidente protagonizado por Scott Dixon, que vio cómo su monoplaza volaba por los aires tras chocar con Jay Howard, detuvo la competición.