Noticias:

miércoles, 17 de mayo de 2017

Opel Crossland X: Elegante urbanita con el atractivo de un SUV.

Fresco y compacto por fuera, muy espacioso y versátil por dentro, con una actual carrocería bitono y un moderno estilo SUV: así es el nuevo Opel Crossland X. Tras su presentación a principios de febrero, este versátil modelo crossover urbano es el segundo miembro de la familia Opel X en el segmento B, que se une al superventas deportivo, el Mokka X. El tercer miembro, el Grandland X, de mayor tamaño, se lanzará en la clase compacta (Segmento C) a finales de este mismo año.
Comparado con el Opel Mokka X, en el cual se ofrece la opción de tracción a las cuatro ruedas para salidas ocasionales fuera de carretera, el nuevo Opel Crossland X está predestinado para áreas urbanas gracias a sus compactas dimensiones exteriores, por lo que es adecuado tanto para pasar una tarde de compras como para ir de vacaciones a la playa o la montaña. Con una longitud total de 4,21 metros, el nuevo Crossland X es 16 centímetros más corto que un Astra mientras que al mismo tiempo es 10 centímetros más alto. Los ocupantes disfrutan por tanto de una posición elevada de asiento y una excelente visión general. Los clientes que busquen una sensación incluso mayor de espacio pueden elegir el techo panorámico de cristal.
Además, el nuevo vehículo ofrece sorprendentes innovaciones que hacen la conducción cotidiana más segura, cómoda y fácil. Los innovadores faros LED, la pantalla de proyección Head-up Display y la Cámara Panorámica de visión trasera, el Asistente Avanzado de Aparcamiento, la Alerta de Colisión Frontal con Detección de Peatones y la Frenada Automática de Emergencia[1], el Aviso al Conductor por Somnolencia[2], el Sistema de Mantenimiento de Carril, el Asistente de Señales de Tráfico, y el Sistema de Alerta de Ángulo Muerto son solo algunos ejemplos. El nuevo Crossland X también incorpora la excelente conectividad característica de Opel: Opel OnStar, con punto de acceso Wifi[3] y otros servicios como reserva de habitación en hoteles[4] y búsqueda de aparcamiento[5]. También puede solicitarse la incorporación de los modernos sistemas multimedia Apple CarPlay y Android Auto, con tecnología compatible con IntelliLink y grandes pantallas táctiles a color de hasta 8 pulgadas. Además, los smartphones compatibles podrán cargarse durante su uso mediante la carga inalámbrica inductiva.
Tanto el conductor como el acompañante delantero pueden disfrutar de los asientos ergonómicos certificados por AGR (Campaña Espaldas más saludables), siendo Opel el único fabricante que ofrece tal comodidad en el segmento (tanto en el Crossland X como en el Mokka X). Por otro lado, el maletero de 520 litros de capacidad –sin necesidad de plegar los asientos traseros– es el líder en su clase. Además, los pasajeros de la parte trasera tienen la posibilidad de ajustar su asiento longitudinalmente 150 milímetros, con lo que se aumenta el espacio para las piernas o la capacidad del maletero. Esto hace que el Crossland X sea aún más flexible.
“La demanda de SUV pequeños y modelos crossover adaptados para el tráfico urbano está creciendo considerablemente. El Crossland X, con su diseño moderno y cierto estilo SUV, una sorprendente conectividad y una alta funcionalidad, representa un segundo competidor fuerte en esta clase de vehículos, junto con nuestro aventurero Mokka X”, afirma el presidente y consejero delegado del Grupo Opel, Dr. Karl-Thomas Neumann. “Nuestro ágil Crossland X ofrece el placer de la conducción transmitiendo el estilo de vida urbano, haciéndolo perfecto para la ciudad y escapadas al campo.”
El segmento CUV/SUV B está en auge y sus cifras de ventas se han multiplicado por cinco desde el año 2010. Uno de los pioneros de este segmento y de los más vendidos es el Opel Mokka X. El Crossland X supondrá un estímulo adicional a este nuevo segmento de rápido crecimiento, situado por debajo del segmento compacto, y dará un impulso adicional a la marca Opel.