Noticias:

domingo, 18 de junio de 2017

24 Horas de Le Mans - Toyota pierde a dos de sus TS050 Hybrid en la carrera.

El equipo Toyota Gazoo Racing perdió a dos de sus TS050 Hybrid con poco más de 30 minutos de diferencia.
El prototipo número siete que lideraba la carrera, comandado por Mike Conway, Kamui Kobayashi y Stéphane Sarrazin, sufrió un problema en el embrague hacia el final de la décima hora.
Kamui y el equipo, trataron por todos los medios traerlo de vuelta a boxes pero finalmente tuvieron que dejarlo aparcado a la salida de las curvas Porsche y retirarse.
Quince minutos más tarde llegaba la debacle para la formación japonesa, el coche con dorsal número nueve, con Nicolas Lapierre, Yuji Kunimoto y José María López a los mandos, sufrió un choque con un LMP2 en la primera curva, provocando daños en la parte trasera izquierda del prototipo.
Nicolas intento en vano llevar el coche hasta boxes, aunque desgraciadamente sus intentos fueron inútiles y sobre la 1:30 se detenía para siempre. El impacto había dañado gravemente la parte trasera del coche e impidió que pudiera continuar su marcha.
La escudería nipona en Le Mans está realizando investigaciones para aclarar cuales fueron las causas exactas que hicieron abandonar a los dos coches y se sabrá después de la carrera.
Todos estos incidentes dejan al TS050 Hybrid de Sébastien Buemi, Anthony Davidson y Kazuki Nakajima como el único Toyota en la carrera, a pesar de que marcha en estos momentos con una diferencia de 27 vueltas respecto del Porsche (Neel Jani, André Lotterer André, Nick Tandy) que lidera la carrera. 
La última unidad nipona que está en pista perdió más de una hora en boxes para poder reemplazar el motor delantero y la batería.
Toyota ha expresado su pesar y tristeza por todos estos desafortunados acontecimientos en una carrera que comenzó con grandes esperanzas de alcanzar una primera victoria en Le Mans.
Kamui Kobayashi: "Es tan decepcionante. El prototipo estaba funcionando muy bien. Después de la salida del coche de seguridad no tenía potencia. Traté de volver a boxes, pero no fue posible. Me siento tan triste por todos en el equipo que ha trabajado tan duro para esta carrera y que produjeron un coche tan rápido".
Nicolas Lapierre: "No puedo creerlo. El coche LMP2 estaba directamente detrás de mí al final de la recta de meta, me golpeó por detrás y eso fue todo. Es muy frustrante para todos nosotros en el equipo".