Noticias:

sábado, 3 de junio de 2017

40ª aniversario de Williams F1 Racing: Breve repaso a su historia.

El equipo que fundó Frank Williams conmemora este fin de semana en el Circuito de Silverstone los 40 años de su debut en la categoría reina del automovilismo deportivo.
La escudería anglosajona debutó en el Gran Premio de Mónaco de 1977, logrando a lo largo de su historia 114 triunfos en 688 Grandes Premios, y acaparando en total siete títulos de pilotos y nueve de constructores.
De los 49 pilotos que formaron parte de la historia de Williams, Nigel Mansell es quien más veces corrió, en 95 grandes premios, y quien logró más victorias, 28.
Aquél 8 de mayo de 1977 arrancó la historia del equipo Williams Engineering, que tuvo al belga Patrick Neve como su primer piloto a bordo de un March y que contó con el patrocinio de Saudia, una sociedad árabe que aporto parte del capital necesario. 
Desde entonces el equipo, que contó con la dirección técnica de Patrick Head, demostró su potencial sobre la pista, haciéndose un hueco entre los equipos más competitivos. 
Clay Regazzoni le dio el primer triunfo, con el famoso Williams FW07 en el GP de Gran Bretaña  de 1979, mientras que Alan Jones el primer título en 1980.
Al igual que el australiano, consiguieron ser campeones Keke Rosberg (FW08-1982), Nelson Piquet (FW11-1987), Nigel Mansell (FW14B-1992), Alain Prost (FW15C-1993), Damon Hill (FW18-1996) y Jacques Villeneuve (FW19-1997).
Carlos Reutemann fue el primer piloto sudamericano en correr para Williams, entre 1980 y 1982, cuando anunció su retiro tras 31 temporadas, sumando tres victorias: Mónaco 1980 y Brasil y Bélgica 1981, temporada en la que peleó el título, perdiéndolo por un punto ante Nelson Piquet.
Durante la pretemporada de 1983, un jovencísimo Ayrton Senna Da Silva probó por primera vez con un monoplaza de Fórmula 1 con el equipo Williams, pero no fue hasta 1994 que recalo oficialmente en la escudería con sede en Grove. 
Su paso por el equipo británico estuvo marcado por dos abandonos, Brasil y Aida, y el trágico final el 1º de mayo en Imola, exactamente en la curva de Tamburello, en donde  la leyenda brasileña perdió la vida.
Entre sus íconos mecánicos figura el coche de seis ruedas, con dos ejes traseros, con una estructura similar a la que había creado March en 1977. Los test previos estuvieron a cargo de Alan Jones, aunque la normativa de la Fórmula 1 no permitió su presencia en las pistas.