Zone F1 - Automovilismo, Fórmula 1, Karting - Coches

Noticias:

viernes, 9 de junio de 2017

El equipo Porsche tratará de ganar Le Mans por tercer año consecutivo.

La cuenta atrás para el punto culminante de la temporada ha llegado casi al final: durante los días 17 y 18 de junio, Porsche volverá a pelear por la joya de la corona de las pruebas de resistencia e intentará ganar las 24 Horas de Le Mans por tercer año consecutivo. El competidor más duro en la pista es Toyota. El fabricante japonés todavía no ha ganado en Le Mans. En 2016, Toyota se retiró en un dramático final, sólo unos minutos antes de que terminara la carrera, con un problema técnico. En 2017 compite con tres coches contra los dos Porsche 919 Hybrid, en la máxima categoría, la LMP1-H.
Cinco ganadores absolutos en el equipo de pilotos de Porsche:
Al volante del Porsche 919 Hybrid con el número 1 se alternarán Neel Jani (33 años/Suiza), André Lotterer (35 años/Alemania) y Nick Tandy (32 años/Gran Bretaña). Entre los tres pilotos suman una experiencia de 20 participaciones en Le Mans y cinco victorias absolutas. Jani (8 participaciones, 1 victoria absoluta) es el único defensor del título de Le Mans y vigente campeón del Mundial de Resistencia que toma la salida en 2017, además de tener la vuelta de calificación récord de Le Mans desde 2015. Lotterer (8 participaciones, 3 victorias absolutas) afronta su primer Le Mans con Porsche, después de una exitosa carrera en Audi. Por segunda vez, Tandy compite en la categoría LMP1 en el circuito de la Sarthe. Ha corrido aquí tres veces en GT y logró el 17º triunfo absoluto de Porsche como debutante en LMP1, el año 2015.
La tripulación del coche gemelo, formada por Earl Bamber (26 años/Nueva Zelanda), Timo Bernhard (36 años/Alemania) y Brendon Hartley (27 años/Nueva Zelanda) suma un total de 17 participaciones en Le Mans y dos victorias absolutas. Bamber (2 participaciones, 1 victoria absoluta) ganó en 2015 junto a Tandy, cuando también él era rookie en LMP1. En 2016, compitió por primera vez para Porsche en la categoría GT. El más experimentado de este trío es Bernhard: ha tomado la salida de Le Mans en diez ocasiones, la primera en 2002 con Porsche en la categoría GT, donde consiguió el triunfo en su debut. Desde 2010, su nombre también está grabado en el trofeo de los ganadores absolutos, cuando el piloto oficial de Porsche fue cedido a Audi. Hartley (5 participaciones) ha compartido el 919 Hybrid con Bernhard desde 2014 y es, posiblemente, el más sediento de victoria: el gran triunfo en Le Mans le es esquivo desde hace tiempo.
El duelo contra el cronómetro, contra los elementos y contra Toyota:
"Le Mans 2017 va a ser una carrera extremadamente dura; quizá, aún más rápida que en 2016", comenta Fritz Enzinger con pleno conocimiento de lo que será la gran contienda. El Vicepresidente del Proyecto LMP1 confirma: "Este no va a ser solo un duelo contra Toyota. El reto más duro en Le Mans es la propia carrera. Nunca debes perder el respeto a estos 5.000 kilómetros que se recorren día y noche en unas condiciones meteorológicas cambiantes y a velocidades que superan los 330 km/h, al mismo tiempo que se adelanta y dobla constantemente a otros competidores. No hay garantía, las cosas pueden suceder en cualquier momento. Sólo tienes una oportunidad de ganar el gran trofeo de Le Mans si te preparas a fondo por anticipado, haces un trabajo impecable y, además, disfrutas de una carrera libre de incidentes”.
El Director del Equipo, Andreas Seidl, añade: “No es sólo la distancia completa de la prueba lo que hace a Le Mans la carrera más difícil del mundo. Debes mantener el ritmo y gestionar los recursos durante todo el evento. Éste dura dos semanas y en ese tiempo un equipo de 90 personas trabaja en estrecha colaboración, en un espacio limitado y bajo una gran tensión. Ellos experimentan altos y bajos todos juntos. Dicho esto, el sábado a las 3 de la tarde cada miembro del equipo, ya sea mecánico, piloto o tenga cualquier otra función, necesita estar física y mentalmente fresco para la carrera. Ese es el momento en el que hay que ejecutar todo lo aprendido y practicado. Hemos hecho todo lo que hemos podido para estar técnicamente, y también desde el punto de vista operativo, preparados para Le Mans. El Porsche 919 Hybrid, nuestra sólida plantilla de pilotos y el equipo están listos para darlo todo”.
El Porsche 919 Hybrid:
El Porsche 919 Hybrid se ha mejorado ampliamente para el campeonato 2017. Entre el 60 y el 70% de los componentes del prototipo Le Mans son de nuevo desarrollo. Esto afecta especialmente a las áreas de la aerodinámica, el chasis y el motor de combustión. Sin embargo, el grupo propulsor sigue siendo el mismo. El innovador coche de carreras híbrido tiene una potencia total de unos 900 CV (662 kW), que provienen de un compacto motor V4 de 2.0 litros con turbo (cerca de 500 CV/368 kW) y de dos sistemas de recuperación de energía diferentes, uno que usa la energía de la frenada del eje delantero y otro de los gases de escape. El motor de combustión impulsa al eje trasero, mientras que el eléctrico pasa los más de 400 CV (294 kW) al delantero. La energía eléctrica que viene de los frenos delanteros y del sistema de escape se almacena temporalmente en una batería de iones de litio refrigerada por líquido.
El Campeonato del Mundo:
La carrera de 24 horas es la tercera de las nueve pruebas que componen el Campeonato del Mundo de Resistencia FIA 2017. Después de celebradas las dos primeras citas de seis horas (Silverstone y Spa), Porsche suma 61 puntos y figura en segundo lugar en el certamen de Constructores, por detrás de Toyota (69,5). En la clasificación de Pilotos, Bamber/Bernhard/Hartley (33 puntos) están segundos, mientras Jani/Lotterer/Tandy son terceros (28 puntos). El dúo de Toyota que va líder cuenta con 50 puntos.
La historia de éxito:
Si nos remontamos a 1970, Porsche logró su primera y largamente esperada victoria absoluta en Le Mans. Hasta 1998 llegaron otras 15 más, pero entonces Porsche se retiró de la máxima categoría de la competición durante 15 años, consiguiendo durante ese tiempo algunos triunfos de clase. En 2011, Porsche decide regresar con un prototipo. El nuevo reglamento de eficiencia del Campeonato del Mundo de Resistencia ofrecía exactamente lo que Porsche siempre había querido en el automovilismo de más alto nivel: una plataforma para investigar y desarrollar futuras tecnologías de aplicación en los vehículos de serie.
Los años 2012 y 2013 se dedicaron a la preparación. Nuevos edificios aparecían en el Centro de Investigación y Desarrollo de Weissach, cerca de Stuttgart. Fritz Enzinger formó un equipo que ahora cuenta con 260 personas altamente cualificadas. El primer Porsche 919 Hybrid nació como coche completamente nuevo, con una tecnología híbrida que hasta hacía relativamente poco tiempo era desconocida. Los primeros días fueron difíciles, pero el progreso era significativo.
En 2014 llegó la temporada del debut de lo que todavía hoy se recuerda como el vehículo de competición más innovador del mundo. En su primera participación en Le Mans, a las 20 horas de carrera un 919 Hybrid se puso líder, pero dos horas más tarde se retiraba por un problema en el motor. En 2015, Porsche inscribió un tercer 919 Hybrid para Earl Bamber (NZ), Nico Hülkenberg (ALE) y Nick Tandy (GB), y fue este trío de debutantes en LMP1 quien consiguió la 17ª victoria absoluta de Porsche en Le Mans y la primera desde 1998. Porsche repitió triunfo total el pasado año, gracias a Romain Dumas (FR), Neel Jani (SUI) y Marc Lieb (ALE), después de una épica batalla de muchas horas contra Toyota.
Programa para el Equipo Porsche LMP:
Las verificaciones técnicas de los 60 coches de competición, que están divididos en cuatro categorías, empiezan el domingo antes de la carrera, el 11 de junio, en la Plaza de la República. Es un acontecimiento público en el centro de la ciudad. Los comisarios examinan los vehículos, mientras 180 pilotos deben presentar su documentación. El Equipo Porsche LMP tiene hora para estas verificaciones el domingo a partir de las 15:20 horas.