Zone F1 - Automovilismo, Fórmula 1, Karting - Coches

Noticias:

domingo, 4 de junio de 2017

El L500R Hybrid de Peugeot rinde homenaje a las 500 Millas de Indianápolis.

El 30 de mayo de 1916, el Peugeot L45 pilotado por Dario Resta ganó la mítica carrera de las 500 Millas de Indianápolis, con una velocidad promedio de 135 km/h.
Cien años más tarde, el Peugeot L500R Hybrid se presenta como una interpretación futurista del espíritu que conquisto la Indy, rindiendo homenaje al increíble equipo de la "Charlatans", que regalo al fabricante francés tres magníficas victorias en la Indy 500, desde 1913 a 1919.
El nuevo prototipo galo conjuga perfectamente potencia y belleza bajo un coche que puede acelerar de 0 a 100 Km/h en tan sólo 2,5 segundos y que es capaz de recorrer 1000 metros en 19 segundos.
Este súper deportivo futurista ha sido desarrollado por la división deportiva de Peugeot, e incorpora un motor de gasolina de 270 caballos junto con dos motores eléctricos (uno delantero y uno trasero) con otro 500 caballos más, elevando el par motor hasta los 730 Nm.
En cuanto al diseño, las elegantes líneas se extienden desde la insignia del león en la parrilla del radiador hasta el conductor para terminar con la característica parte trasera que intenta evocar a la forma del L45, destacando especialmente las tres garras distintivas de las luces traseras que forman parte del diseño de Peugeot hoy en día.

Esta nueva creación rinde homenaje al mítico deportivo francés y al ilustre pasado de Peugeot en Estados Unidos, cuando la marca del león obtuvo tres victorias en el Indianapolis Speedway, el segundo circuito más antiguo del mundo. 
El L45 (de 4,5 litros) tomó el relevo al L76, montado en 1912 por un equipo de jóvenes e intrépidos pilotos conocidos como "Charlatans", que forjo una serie de pilotos que abrirían una nueva era en el diseño de motores de competición hasta 1919.
El L76 fue el primer coche del mundo en utilizar un motor de cuatro cilindros, con cuatro válvulas por cilindro más un doble árbol de levas, y fue el primer coche de carreras moderno en llegar a 190 km/h.
Al volante de los primeros Peugeot L76, L57, L3 y L45, los Charlatans cosecharon éxito tras el éxito en los circuitos más importantes del mundo. Georges Boillot, Jules Goux y Paolo Zuccarelli, y el ingeniero Ernest Henry, disfrutaron a lo largo de sus vidas de un reconocimiento internacional por su capacidad de innovar.