Noticias:

domingo, 25 de junio de 2017

Mario Isola nos ofrece sus primeras impresiones tras un GP de Azerbaiyán lleno de incidentes.

Múltiples neutralizaciones con el coche de seguridad y un periodo de bandera roja en el ecuador de la carrera, para limpiar los restos de incidentes anteriores, caracterizaron un espectacular Gran Premio de Azerbaiyán. 
Eso echó por la borda la estrategia a una parada que todos los pilotos de cabeza habrían seguido, y en su lugar los equipos tuvieron que reaccionar ante las circunstancias cambiantes. Casi todos los pilotos hicieron el que pensaban que sería su único pit stop bajo el coche de seguridad, en la vuelta 13. Pero la bandera roja de la vuelta 22 permitió a los equipos volver a cambiar los neumáticos, lo que se tradujo en un sprint de 29 vueltas hasta la meta, con todos los pilotos calzados con neumáticos superblandos. 
De todos estos incidentes salió vencedor Daniel Ricciardo (Red Bull), mientras que otra lucida actuación fue la de Valtteri Bottas, que pasó de último a segundo, usando el superblando durante la mayor parte de la carrera. 
Mario Isola, Director deportivo de Pirelli:
"Fue una carrera accidentada y espectacular, durante la cual la mejor estrategia consistió en reaccionar ante los acontecimientos, en vez de seguir un plan predeterminado. El superblando demostró tener durabilidad y también rendimiento, como lo prueba el récord de la vuelta rápida, que fue más de tres segundos inferior al del año pasado".