Noticias:

viernes, 23 de junio de 2017

Peugeot Sport cede a Sébastien Loeb el 208T16 Pikes Peak.

Coincidiendo con la subida internacional de montaña Pikes Peak de 2017, que se celebra en Colorado este domingo 25 de junio, el piloto francés Sébastien Loeb se ha convertido en el nuevo propietario del famoso Peugeot 208T16 Pikes Peak con el que subió a la cima.
Nos referimos al prototipo que estableció en 2013 el tiempo récord en coronar la cumbre (8m13.878s) y que desde entonces continua ostentando la marca en la carrera de 20 kilómetros que comienza a una altitud de 2,865 metros y que finaliza a 4,301 metros.
El Peugeot 208T16 Pikes Peak nació gracias a los esfuerzos de los ingenieros de Peugeot Sport por alcanzar la máxima expresión del rendimiento. Su motor V6 de gasolina con doble turbo desarrolla 875 caballos de potencia a 7,800 rpm e incorpora en su chasis de 875 kilogramos tracción a las cuatro ruedas, además está equipado con el mismo alerón  trasero que el Peugeot 908 HDi de Le Mans, que puede detener el coche a 100 kilómetros por hora en tan sólo 1,8 segundos.
El único y el más avanzado técnicamente y mecánicamente está ahora en manos de Sébastien Loeb Racing y está listo para competir por primera vez este verano, cuatro años después de su memorable visita a Colorado
Loeb y su equipo dieron su bautismo particular recientemente al coche en Anneau du Rhin, una región francesa en Alsacia.
Después de su estreno el plan es dar a los aficionados franceses la oportunidad de verlo en acción en la colina Turckheim - Trois Epis Hill los días 9 y 10 de septiembre.
Al respecto Sébastien Loeb, nueve veces campeón del mundo de rallyes, declaró:
"Soñé con ser dueño de este coche algún día y me encantado cuando Peugeot accedió a cedérmelo. Es un coche bastante complicado de pilotar, pero no me tomó mucho tiempo encontrar mis limites de nuevo. La sensación al volante del 208T16 Pikes Peak es única, nada ha cambiado. Realmente quería volver a conducirlo, aunque esta vez en mi región natal, Alsacia. Creo que eso es importante, no sólo para mí y mi equipo, sino también para los aficionados franceses a este deporte".