Noticias:

sábado, 24 de junio de 2017

Primeras impresiones de Mario Isola tras la clasificación del Gran Premio de Azerbaiyán.

El registro de la pole de Lewis Hamilton, 1m40.593s, establecido con el neumático P Zero rojo superblando, fue la vuelta más rápida de la todavía corta historia del circuito urbano de Bakú, más de dos segundos más rápida que la pole del año pasado. 
Todos los pilotos utilizaron el superblando de principio a fin de la calificación. Hamilton usó un solo juego en la Q1 y la Q2, antes de usar dos juegos en la Q3. La última manda, la Q3, fue interrumpida por una bandera roja cuando faltaban tres minutos y medio para el final, así que Hamilton marcó la pole en un último intento contra todos los pilotos punteros. 
La temperatura de la pista cayó unos 10 grados desde el comienzo de la Q1 hasta el final de la Q3, y los pilotos también se beneficiaron de la goma adicional depositada sobre la pista en las sesiones anteriores. Mañana la estrategia más probable parece que será de una parada, aunque existe la posibilidad de que el coche de seguridad pueda influir en las tácticas. 
Mario Isola, director deportivo de Pirelli:
"La calificación se desarrolló como esperábamos, con un poco más de goma depositada sobre la pista y temperaturas del asfalto a la baja. La mayoría de equipos hicieron la vuelta de salida y una vuelta de preparación antes de marcar sus tiempos más rápidos, pero evidentemente esto no fue posible después de la bandera roja, hacia el final de la Q3. No obstante, los mejores tiempos llegaron en el sprint final. Pensando en la carrera, está claro que el desgaste y la degradación son muy bajos, incluso con el superblando, de manera que mañana esperamos un solo pit stop, con los pilotos aprovechando al máximo el uso del superblando, más rápido. Sin embargo, como los safety car y otros incidentes de carrera son bastante probables, los equipos tendrán que saber beneficiarse tácticamente de las circunstancias cambiantes".