Noticias:

viernes, 9 de junio de 2017

Ross Brawn: "No queremos que el poder financiero provoque que un equipo domine".

El director deportivo de la Fórmula Uno, el británico Ross Brawn, indicó este viernes en una rueda de prensa en el Circuito Gilles Villeneuve de Montreal, donde se disputa el Gran Premio de Canadá, que les preocupa la diferencia que hay entre los grandes equipos del campeonato y el resto.
"Este año somos afortunados porque tenemos dos equipos grandes adelante (Ferrari y Mercedes). No quiero atribuirme méritos, creo que ha sido buen 'timing' y se ha hecho buen trabajo para consolidar eso en el futuro. Pero hay un hueco con el resto de la parrilla que nos preocupa y tenemos que encargarnos de ello", explicó Brawn en una rueda de prensa en la que compareció junto al director ejecutivo Chase Carey y el comercial Sean Bratches.
Brawn, exdirectivo de equipos como Williams, Lotus, Ferrari, Brawn GP (campeón de pilotos y escuderías con el británico Jenson Button en 2009) y Mercedes, detalló que están estudiando cómo aumentar el número de adelantamientos durante las carreras.
"Estamos empezando a comprender el funcionamiento de estos coches (los de la nueva temporada) para ver cómo pueden competir unos con otros. Tenemos en marcha un programa aerodinámico para ver qué podemos hacer en el futuro para que compitan más entre ellos. Estamos mirando cómo se pueden adelantar más entre ellos, porque lo que recibimos de los pilotos es que es difícil adelantar", comentó.
El director deportivo de la competición dijo que no quieren "equipos dominadores", aunque sí "clásicos" entre los que mencionó a Ferrari, Mercedes o Red Bull.
"No queremos que el poder financiero provoque que un equipo domine, y eso es lo que ha pasado los últimos años", añadió.
Respecto a la evolución técnica, Brawn dijo que están trabajando sobre "el motor del futuro" de la Fórmula Uno, dado que la evolución de los automóviles utilitarios está yendo hacia otros terrenos como la conducción autónoma, que no tienen "conexión" con la Fórmula Uno.
"También tenemos que cambiar la forma como conectamos con los aficionados. Si no tenemos aficionados no tenemos nada", sentenció.