Noticias:

jueves, 8 de junio de 2017

Škoda saca a pasear el Octavia RS 245.

Es el Škoda Octavia RS 245 es el más potente y dinámico de la historia de la compañía. El modelo deportivo de la gama best-seller genera 180kW (245 CV), 15CV más que la versión RS más potente, el Škoda Octavia RS 230.
El potente motor y la innovadora tecnología del chasis, incluido el diferencial de deslizamiento limitado VAQ regulado electrónicamente, ofrecen la experiencia de conducción definitiva. El modelo está disponible en versiones hatchback o Combi.
Este deportivo compacto acelera de 0 a 100 km/h en sólo 6,6 segundos (Combi: 6,7); Su velocidad punta está limitada a 250 km/h. Como es habitual en un Škoda, el coche cuenta con un interior y un maletero espaciosos.
Además, los últimos sistemas de asistencia al conductor están también disponibles para la Škoda Octavia RS 245. Gracias al sistema de Infoentretenimiento, los ocupantes pueden estar "siempre online" gracias a la puerto WiFi y al módulo LTE. Las numerosas características "Simply Clever" demuestran la practicidad de este potente compacto. El conjunto es único en su segmento.
Škoda Motorsport
Škoda utilizó la abreviatura RS por primera vez en competición en 1974. Se considera que el Škoda 180 RS y el 200 RS de rally son los "coches RS originales". El 130 RS es un coche legendario, pues ha sido uno de los más exitosos en competición de su categoría en los 70 y los 80. Las iniciales RS representan los éxitos de la marca en competición y el alto rendimiento y la pasión que representa Škoda. Este símbolo entró en la gama de coches de serie en el año 2000, dando inicio a una trayectoria de éxito.
Las raíces de ŠKODA en el mundo de los deportes de motor se remontan al 190,1 cuando Narcis Podsedníček participó en la carrera París-Berlín por primera vez con una moto L&K fabricada por los fundadores de la marca, Laurin y Klement. Lo que se inició sobre dos ruedas tuvo continuidad en el mundo de las cuatro ruedas en los 70 y los 80, con triunfos en los rallys y circuitos, culminando con el triunfo de los finlandeses Esapekka Lappi y Janne Ferm en el Campeonato del Mundo de Rallys (WRC 2), al volante de un FABIA R5. Estos éxitos son el resultado de la implicación constante de la marca con el mundo de los deportes de motor.